domingo, 2 de mayo de 2010

Gabriela Redondo. La danza: espacio de emoción y libertad

ENTREVISTA A
GABRIELA REDONDO
LA DANZA:
ESPACIO DE EMOCIÓN Y LIBERTAD



Desconozco si alguna vez lo imaginó así. Estar rodeada de alumnas que cursan distintas carreras universitarias, pero que convergen en ese espacio tan especial que es la danza. ¿Habrá imaginado, tal vez, que esas chicas con diferentes estudios, propósitos y posiciones socioeconómicas le daría tantas satisfacciones? Alegrías de poder conformar un grupo con intenciones de disfrutar y aprender, de ser seleccionadas en distintos certámenes nacionales como internacionales, de poder nutrir la danza con un sinfín de lenguajes… y sobre todo cumplir un viejo anhelo postergado… de abrir la danza para quien desee hacerlo . La única condición es estar dispuesto a aprender y a sentir.
Gabriela Redondo es docente de la Universidad Nacional de Villa María, y desde hace varios años dirige un grupo de danza libre que se va nutriendo y renovando cada año. Este espacio depende de la Secretaría de Bienestar y es digno de destacar, ya que es el techo que posibilita esta realización.
Caminando por los pasillos del Campus Universitario uno puede observar en las carteleras, fotos de jóvenes mujeres danzando. Hay además notas de diarios e invitaciones a participar dentro de ese grupo.



—Uno de los lemas que se ven pegado en los afiches, dice “probá probar”, ¿considerás que la danza está al alcance de todos? ¿Por qué el interés en enseñar danza a alumnos de la universidad, que quizás no sigan con esta práctica?
—Ese lema es para incentivar la participación, "todos pueden... si quieren...", por supuesto. Con el correr del tiempo, la danza fue mutando su sentido y su significación, la vida... de las acciones cotidianas se puede componer. Si bien la técnica permite mayor fluidez y economía de esfuerzo, la danza libre contemporánea encierra procesos de estudio, de investigación, de exploración corporal y mayor compromiso social.
El interés que la danza integre la propuesta académica de nuestra universidad radica en el convencimiento de que los aprendizajes atraviesan el cuerpo, nos sensibiliza, nos brinda mayor apertura intelectual, corporal y social. Por otro lado, es ofrecer este lenguaje artístico, integrador, gratuitamente, al alcance de todos.

—¿Qué condiciones debe reunir alguien para hacer danza?
—Es condición indispensable la sensibilidad, la emoción a flor de piel.

—¿Qué lugar ocupa la danza clásica hoy? ¿Y la libre?
—La rigurosidad de la danza clásica hizo poco a poco perder adeptos, pero todavía hay quienes que, con disciplina, siguen sus pasos. La danza libre contemporánea permitió popularizarla, se compone para un escenario tradicional, pero también para la calle, urbana, con líneas argumentales explícitas o abstractas, compromete e invita al publico a interpretarla.

—¿Qué sentís cuando las chicas son reconocidas con premios como los de La Cumbre?
—En todos mis alumnos promuevo el disfrute del proceso creativo, de aprendizajes recíprocos, de construcción. Después, si también es reconocida, evaluada y merecedora de premios es un "bonus track". Otro disfrute, diferente, que te permite continuar emocionándote y sorprenderte.

—En estos últimos años ¿notás un crecimiento en el interés de la danza?
¿Qué opinás de los certámenes de danza como el Danzart? Y ya que hablamos de Danzart… ¿cómo ves a la ciudad como escenario para el desarrollo de este arte?

—Los certámenes el los lenguajes artísticos son muy controversiales, hay quienes lo apoyan y quienes no. Creo que la competencia "legítima", pero que no se haga carne, que no le quite brillo a la emoción diaria, a la solidaridad, a tender las manos a quien lo necesite. Nuestra ciudad tiene una movida artística muy importante, es una de las pocas ciudades del interior con tanto para ofrecer. Ahora, a la ciudad la hace la "gente", independientes, autoconvocados. No hay políticas culturales claras ni con presupuesto.

—En la actualidad las manifestaciones arte son permeables a mezclarse con las demás expresiones; vos trabajaste con la literatura y la imagen en movimiento, ¿con qué otras mixturas has trabajado y pensás trabajar?
—He trabajado con múltiples lenguajes artísticos: literatura, músicos, plásticos... y sabes qué, hay un punto en que todos confluyen y se hacen uno. Siempre se trabaja con "algo mas",lo que sucede es que no siempre se lo hace intencionalmente.

—Contame un poco como es esto de la selección en Italia en el concurso Internacional en Video-Danza "Coreógrafo Electrónico".
—Bueno, esto de video danza es un tema que venimos estudiando, investigando, explorando desde hace un tiempo. Componer para la cámara requiere un trabajo conjunto. En nuestro caso, Leandro Navall, licenciado en Diseño y Producción de Imágenes (egresado de nuestra universidad) es el director audiovisual, y yo, directora, coreografía y bailarina... si mis alumnas me lo permiten. El trabajo es conjunto, la creación es colectiva, la discusión permanente, y así caminamos… Hablando de disfrutar el proceso, empezamos este verano, en plenas vacaciones, a filmar... Mandamos el producto acabado a tres festivales internacionales: Cuba, Bolivia, Italia (próximamente a EEUU) y ¡¡¡fuimos seleccionados!!! Sorpresa y emoción. Todavía en la provincia de Córdoba somos poquitísimos los que incursionamos en este lenguaje…

—Al pasar la danza al lenguaje audiovisual, ¿qué cosas se ganan y qué cosas se pierden?
—Nada se pierde, siempre se gana, se suma... nosotros no sabemos restar y la universidad, la Secretaria de Bienestar (a la cual pertenecemos) nos apoya, cree en nosotros, lo cual permite ¡y mucho! seguir “¡pa frenchi!”

DANZA Y VIDEO: “VIDEODANZA”
AUTODEFINICIONES

La danza es movimiento, el video también los es. Ambos trabajan sobre la misma materia prima: el espacio y el tiempo, pero sobre esquemas completamente diferentes.
La danza escénica ha ampliado enormemente sus fronteras, posibilitando gran libertad creativa; esa libertad se potencia cuando se relaciona e integra con el video al liberarla de sus leyes físicas.
La cámara atraviesa el cuerpo y el cuerpo atraviesa la cámara construyendo narrativas ilimitadas en las secuencias de imágenes en movimiento: la posibilidad de ver el movimiento en el detalle o en su totalidad desde el recorte de encuadre elegido.
La videodanza es video, no es danza para la escena, tampoco registro de una obra en escena. La videodanza es danza creada para la cámara y puede ser concebida desde su inicio para la cámara o adaptar una obra escénica, como fue el caso de “TRANSMIGRACIONES”, espectáculo concebido originalmente para un espacio escénico y luego editado en lenguaje audiovisual. Sobre el mismo eje conceptual, (textos de Oliverio Girondo) se construyo una nueva composición.
Para ello se vuelve a analizarla, se identifica la esencia, y se estudia “de qué forma”, con los recursos y características del video, se realiza la traslación de la obra, de un medio a otro – “El adaptador-realizador, compositor audiovisual, se apropia de la materia (danza escénica) la hace suya y utilizando los recursos del lenguaje audiovisual construye una nueva obra”.
La Universidad Nacional de Villa Maria, apuesta a la apertura de nuevos caminos, reconociendo que la educación artística contribuye a la formación académica de los alumnos.
Es importante destacar que este trabajo de creación requiere previamente de investigación, experimentación, formación, en diversas disciplinas y técnicas del campo artístico, poniendo en crisis teóricas-prácticas de cada lenguaje, generando conocimientos y reformulando formas clásicas de ejecución.
El Grupo de Danza Libre-Contemporanea de la Secretaría de Bienestar de la UNVM bajo la dirección de la Lic. Gabriela Redondo suma a su haber la construcción de VIDEODANZA, bajo la dirección del licenciado Leandro Navall.
Han participado y han sido seleccionados en cuatro Festivales Internacionales de este género:

SELECCIÓN OFICIAL - DVDanza 2010 – Ciudad en Movimiento - La Habana Vieja, Cuba.
SELECCIÓN OFICIAL - CUERPO DIGITAL – Cochabamba y La Paz, Bolivia.
SELECCIÓN OFICIAL DE COMPETENCIA - Il coreógrafo elettronico, Napolidanza – Nápoles, Italia.
Y el pasado Lunes a sido enviado a otra instancia Internacional en Estados Unidos – ADF (American Dance Festival) Dancing from the camera en Durham, estado de North Carolina.

Actualmente participan en la ciudad de Córdoba en un curso de perfeccionamiento sobre este género y en la construcción de una “videominuto” a ser presentado en un ciclo organizado por el Cine Club Municipal Hugo del Carril.
El curso que se hace mención esta dictado por Silvina Szperling: Coreógrafa, realizadora, curadora de videodanza y critica de danza, directora del Festival Internacional de Buenos Aires, miembro del Foro latinoamericano de Videodanza y coordinadora del circuido de Videodanza del MERCOSUR.

El grupo se encuentra en la construcción de un nuevo espectáculo: “LA OTRA PIEL”, en lenguaje escénico y audiovisual. La otra piel investiga la piel como puente y limite en las relaciones humanas, como su primer vestuario, sincero, espontáneo, que nos “conecta” con el mundo y con los otros, que nos “denuncia” ante la incomodidad, alegría, el dolor, que se ruboriza, que respira.
Si este título te sugiere algunas ideas, el grupo está ansioso de escucharlas; proponelas comunicándote por las vías de correo electrónico: leandronavall@hotmail.com y/o garedondo@hotmail.com


El grupo de Danza Libre son:
Melisa Burin
Florencia Bella
Eliana Castagno
Luzmila Bernardi
Raquel Vargas
Carla Resquín
Dahiana López

Dirección:
Lic. Gabriela Redondo

Multimedia:
Lic. Leandro Navall

Dependientes de:
Secretaría de Bienestar
Universidad Nacional de Villa María

(*) Publicado en EL DIARIO del Centro del País, domngo 02 de mayo de 2010.-
Publicar un comentario