lunes, 22 de junio de 2009

Augusto Páez e Ilda Mistraletti de Mignola - Poetas de Villa María

Desde sus incios, la revista cultural Compartiendo (Villa María, Córdoba) ha hecho todo lo posible para dar difusión a los poetas de Villa María / Villa Nueva y la zona. A partir de mayo, por una propuesta de su director, Sr. Alejandro López, me estoy ocupando de esa sección.
Lo que sigue a continuación es la primera entrega de esta nueva tarea.
En cada número aparecen dos voces para el deleite de nuestros paladares literarios que espero, puedan disfrutar.
De más está decirles que pueden contactarse para proponer sus escritos para esta sección.
Darío Falconi
---------------------------------------------------------------

AUGUSTO PÁEZ

Nació en San Luis el 2 de marzo de 1983. Es Profesor en Lengua Castellana egresado de la UNVM. Participa desde 2003 en el quehacer literario villamariense. Su primer poemario se tituló Gladios (2005). En este momento, se encuentra preparando su primer libro de cuentos, que se llamará The Godfather is mad, very mad. Paralelamente, publica en revistas y diarios locales, de San Luis, y en Internet.
Los textos que les proponemos son inéditos. Poemas de estilo corto que rematan en pocas palabras su verdad. Aquí está el zumo de una poesía fresca, joven, con pocas posibilidades de divagación o interpretación. Con un estilo simple y cotidiano, Augusto Páez nos regala textos que quiere condenar al olvido; pero que rescatamos para darlos a conocer a ustedes, nuestros lectores.
Páez publicó su primer libro de poemas y ahora intenta con el cuento, al que considera un género difícil y perfecto. Estas pequeñas piezas que publicamos hoy son el punto intermedio entre la poesía larga de sus comienzos y el de las historias de su próximo libro. A disfrutarlas.






EL HOMBRE QUE ESTABA HARTO DE SUFRIR…
Una noche
descosió la almohada
y
uno por uno
quemó
todos los pedacitos de lana

se quedó sin sueños.


* * * * * * … * * * * * *


HERMANO
Me fui

antes de irme
le saqué
las zapatillas
a mi hermano

muy a su manera
sus huellas
me enseñaron
un camino.


* * * * * * … * * * * * *


PRESAGIO
A la cuerda que ata el futuro
la rasgás despacito
con el puñal

que me vas a clavar
por la espalda

mañana.


* * * * * * … * * * * * *


ASOMO
Apenas una brisa
desnuda la muerte

los pétalos se corren
y dejan ver

la daga.


* * * * * * … * * * * * *


TORMENTA
Dónde estarás
se dijo el hombre
caminando hacia el sur

leve y opaca tristeza
era el martes

la maldad azuzaba el viento
con una espada temible.


---------------------------------------------------------------

ILDA MISTRALETTi de MIGNOLA

Nació y vive en Villa María. Obtuvo su título de maestra de dibujo y pintura en la “Academia de Bellas Artes”, y de maestra normal nacional en el Instituto San Antonio. Dictó clases particulares durante diecinueve años de dibujo, pintura, escultura, poesía y cuento de literatura universal.
Desde 2001 a la fecha concurre a los talleres de PEUAM (UNVM). En el año 2002 obtuvo con la poesía “Hombre, soledad y vacío” mención especial en el primer concurso de poesía y cuentos breves organizado por la UNVM, Instituto de Extensión. Primer premio compartido de cuentos breves durante el año 2003 con el cuento “Revelación” llevado a cabo por biblioteca Eduardo Requena, Inescer, Casa Balear y SADE Villa María.
Participó de la antología Voces de ceniza y agua (2003) editado por el Instituto de Extensión de la UNVM, como así también en el libro Construcción de identidades culturales a partir de procesos de escritura de ficción (2007). UNIverso es su primer poemario (2007), del que publicamos una selección en la edición de abril de ese año.
Cuando la poesía intenta llenar vacíos, recrea para sí, momentos que la memoria y el corazón guardan celosamente. Como una caja de sorpresas que mantiene recuerdos en un presente continuo, en un momento que es y que no quiere dejar de serlo.
Esta es una poesía evocativa, una poesía del dolor y la soledad, una poesía que suple silencios y los llena de palabras, de remembranzas… de vida.
Ketta, como gran pintora que es, salpica las páginas con los colores de su interior, a veces con tonos múltiples, y otras con las tonalidades de una pintura traslucida de emociones.
Los poemas publicados a continuación son inéditos.





DESMEDIDO TIEMPO DE AUSENCIAS
Desmedido tiempo de ausencias…
Tu ausencia.
Memoria borrosa, tu imagen.
Tu voz es inaudible a mi oído.
Tus caricias, tu aroma, tus pasos, tu enojo,
me son lejanos.
Desmedido tiempo de ausencias…
Tu ausencia.
Sonora risa, cortos silencios
memoria infiel de la mía.
Intento coser recuerdos
uno a uno se desmedran
fragilidad del ser…
El amor permanece, envuelve
existe, reconcilia, fortalece.
Se funde en el presente.
Desmedido tiempo de ausencias…
Tu ausencia.


* * * * * * … * * * * * *

MI CASA
Cruzo la calle y te encuentro…
Mis ojos no pueden ver por lágrimas de recuerdos.
Blanca de perfil y de frente
te acomodo a mi memoria
sigo la calle hasta el fin...
Ya no escucho a mi oído las leyendas de otra gente.
Y es el lugar quien me grita:
Tu casa está muy callada
ha cambiado con el tiempo.
Me alejo para mirarte…
Sólo veo hierbas y muros escritos
de amores de adolescentes.
El sol olvidó un reflejo
que un gato quiere atrapar
en el umbral de la puerta…
¡De pronto! Empieza a llover
es el cielo que se escurre
del tejado a la vereda
lavando todas mis penas
casi... Como en otro tiempo.


* * * * * * … * * * * * *


TU HUELLA
Tu huella… Titilar de estrella
tibieza de sol.
respiración de viento…
Tu huella… Humedad de nube
trino de pájaro
galope de Pegaso…
Tu huella… contorno de tormenta
suspiro de ángel
hipnotizado de luna…
Tu huella… No deja sombras…
Mosaico de cielo que cae incandescente
sobre esta opaca rayuela de vida.

(*) Publicado en revista cultural Compartiendo, Villa María, mayo de 2009.-
Publicar un comentario