domingo, 1 de junio de 2008

Destilarte 2008


DESTILARTE



“Un té para ella, un café chico para él y un cortado en jarro para mí”.
Esas fueron algunas de nuestras primeras palabras luego de saludarnos y acomodarnos en nuestras sillas. El frío había llegado para quedarse y nada mejor que la ingesta de cualquier líquido caliente para amenizar nuestro encuentro.
El motivo del mismo, interrogarlos sobre una concentrada propuesta artística.
Ellos son dos jóvenes que tomaron la posta para continuar con uno de los eventos multiculturales y disciplinares de mayor cabida en la ciudad. Un encuentro que ya va por séptima edición y que los ha llevado a mostrar el arte villamariense también por las tierras rosarinas y santafecinas.
En una gélida noche y con poca gente a nuestro alrededor, dialogamos con Cristina Centeno y Néstor Cabrera sobre la próxima edición de DESTILARTE a realizarse el miércoles 11 del corriente...

EL DIARIO Cultura: -¿Cómo es que llegan ustedes a formar parte de la comisión organizadora?
Cristina:
-Nosotros colaboramos en la edición pasada del DESTILARTE. Este año Tito D’abate, que fue uno de los organizadores se fue y como somos amigos, nos dijo que quería que esto siguiera y nos motivó en ese sentido. Buscamos un grupo de gente y propusimos una fecha para hacerlo, quisimos que no fuera en julio porque los chicos se van, o están los exámenes, dijimos de hacerlo en junio o en agosto. Como queremos hacer otra edición, si nos va bien, a fin de año, entonces no lo queríamos dejar para agosto. Esta es la séptima sin contar una hecha en Santa Fe y otra mucho antes realizada en Rosario.

EDC: -¿Para quienes está destinado esa noche?
Cristina: -El año pasado fue mucha gente y de muy variadas las edades. Al principio había mucha gente que iba a ver las pinturas y se quedaban a ver algunos cortos del inicio, también había gente grande, gente que por ahí vos no esperás. Fueron unas 300 personas aproximadamente.

EDC: -¿Se cobra alguna entrada a los que asistan?
Cristina:
-Cobramos cinco pesos que es para cubrir los gastos de salón, de sonido, de boleto de Córdoba o Rosario para los exponentes... queremos ayudarlos aunque sea en esas cosas.
Néstor: -Este evento es sin fines de lucro; el que se hace ahora lo podemos realizar utilizando lo recaudado de la ultima edición, y este bancará el próximo.
Cristina: -Es como se estuvo haciendo hasta ahora hasta llegar a la séptima edición.

EDC: -¿Y qué tan difícil es trabajar por el arte?
Cristina: -Está bueno porque hay mucha colaboración de parte de los artistas. Hay muchos trabajos por ahí que poca gente conoce pero que están muy buenos, y se copan para venir a ayudarte, te dan las cosas para exponer y no te cobran nada. Lo hacen para salir adelante con su arte y para darnos una mano a nosotros también. Hay grupos conocidos, pero también gente que recién arranca y quiere ir mostrando lo que tiene. Tenemos muchos auspiciantes que conoció el DESTILARTE y que le parece bien la propuesta.

EDC: -DESTILARTE se caracteriza por desplegar en una noche gran cantidad de manifestaciones artísticas, ¿por qué apuestan a la diversidad y no se especializan en alguna de las ramas?
Néstor:
-La contra de esto es que me parece demasiado subjetivo. Es quizás lo que le planteaba la otra vez a un fotógrafo, nosotros le dejamos una libre elección, no decimos que las fotos o los cuadros deben seguir determinada línea, nosotros damos libertad y creo que la mayoría de la gente prefiere la diversidad; lo bueno es no encajonarse en un evento que tenga 100 obras de pinturas, por decir algo... Si vos querés ver una pintura en el DESTILARTE encontrás pintura, si vos querés ver una banda de rock, también lo tenés... si vos te gusta algo, casi seguro que en el DESTILARTE lo encontrás; inclusive con los cortos, ni siquiera se parecen, hay experimentales, animaciones... no hay censura previa, ni nada que se le parezca.
Cristina: -A mi me parece que está bueno porque le ayuda a la gente a mostrar que el arte no es una sola cosa y nada más, el arte es todo y está bueno conocer un poco de todo.
Néstor: -Como te decía recién Cristina, el tema de colaboración está muy bueno porque acá nadie pide plata, hay bandas que ya empiezan a tener trayectoria, por ejemplo La Tusca es una banda muy buena que tiene su propia peña, tocó en el Cosquín, han crecido muchísimo y lo que hacen lo hacen con onda. Otro caso es el de Revolución (Nacional) que no es una banda habitué a espectáculos múltiples, pero que tiene un mensaje muy potente de protesta y no tienen drama en presentarse de esta manera; eso es lo bueno, si lo vemos del lado musical abre Revolución Nacional y cierra Adónde?, ¿más variado que eso?

EDC: -¿Cuál es el programa para esta ocasión?
Néstor: -Este año la idea es abrir las puertas a las 22 en Ávalon (25 de mayo 255, entre Entre Ríos y Mendoza) para que la gente tenga tiempo de disfrutar de las pinturas, de las muestras de fotografías y la serigrafía; la idea es generar un espacio contenedor de esa obra, que la gente no transite por ahí para pasar a ver otra cosa. Queremos que la gente se tome un tiempo para ver eso. Raúl Oliva va a hacer una cosa inédita, va a llevar una pareja de gente mayor que va a bailar el tango viejo y una pareja de jóvenes que bailará el tango más reciente. Habrá arte callejero de la mano de Tito D’abate que viene exclusivamente para esta ocasión y se trae hasta las luces de Rosario.
Cristina: -Hay también un par de fotos y dibujos de unos artistas amigos de ellos que también vienen para acá.
Néstor: -De acá de Villa María expone Julio Oviedo, Walter Carrera, Lucilia y Victoria de Córdoba, todos hacen fotografía. En cuanto a pintura, vienen convocadas por la Agenda Miró, que Alejandra Alesso se re-portó con nosotros y convocó a los artistas por parte de ella; los va a alojar en su casa, el aguante que nos hizo fue espectacular. A las 22 arrancaríamos con una banda de rock que se llama Revolución Nacional, la banda del amigo José, como la temática que se eligió en un comienzo fue el tatuaje creímos que lo más conveniente una banda potente que se pudiera identificar con esa temática. Después sigue La Tusca, Panacea, una banda de Bell Ville que es acústico que vienen a hacer una especie de flamenco jazz y cerraría Adónde?. Entre medio de las bandas se van a pasar cortos de gente de la UNVM, cortos independientes, una animación que viene desde La Pampa, cortos que trae Andrés D’abate de Rosario y otros que hicieron los chicos de la UNVM para UNICEF sobre chicos que están en riesgo social.

EDC: -¿El año pasado lograron salir del ambiente de Villa María y presentar DESTILARTE en Santa Fe, ¿qué balance hacen de esa experiencia?
Cristina: -Estuvo bueno porque la gente que lo armó allá después vinieron a exponer a Villa María en el DESTILARTE local; nosotros llevamos gente de acá y ellos trajeron de allá, fue un intercambio entre las dos ciudades. También hubo mucha gente y fue sobre todo más artístico relacionado con la rama de la pintura, teatro, baile; en Villa María es más fuerte la presencia de la música.

EDC: -¿Cómo es nuestro público?
Néstor
: -En el caso mío, que tengo contacto con alumnos universitarios los chicos preguntan como va a ser la onda, el tema de conseguir las entradas. Básicamente, más allá de que sea una muestra cultural, es una muestra cultural para la gente; a veces no encuentran cosas que la muevan o la motiven a ir, pero por ejemplo, Sopló El Fantasma solo mete 250 a 300 personas, Adónde? mueve a 180 personas, La Tusca hace peñas para 200 personas, creo que la gente va y se identifica. Quedamos conformes pero esperamos llegar a algo, la última vez hubo 300 personas y creo que eso fue un okey muy grande para nosotros, a las cuatro de la mañana había más de 100 personas. Si hay un próximo DESTILARTE es porque fue gente a éste.

EDC: -¿Hay alguna rama del arte que tengan pendiente y quisieran exponerla?
Néstor:
-Este año incorporamos a los fanzines, por primera vez invitamos a Mundo Petiso, la gente de la Agenda Miró, la revista Sr. Rock... Sobre Mundo Petiso creo es el mayor ejemplo de arte independiente que hay en la ciudad, porque sale cuando ellos juntan el dinero para la impresión y la cantidad que pueden pagar, no sale con auspiciantes de Villa María. Hoy por hoy se está armando básicamente en Bell Ville, porque dos de los tres creadores son de allá, es una muestra de como se trabaja en Villa María, “a pulmón”, como la mayoría de las revistas, lo que pasa es que Mundo Petiso es como el extremo del extremo: absolutamente financiación.

EDC: -¿Por qué el DESTILARTE se hace un día de semana y no un fin de semana?
Cristina:
-Porque es el día en que la mayoría de los estudiantes está acá, gente de afuera, mayormente por eso, por los estudiantes...

EDC: -¿Y ustedes apuntan a los estudiantes o a un público en general?
Cristina: -No, es a todos, pero también para darle la oportunidad a quienes está viviendo acá y son de afuera puedan conocernos.
Néstor: -Va mucha gente como decía ella, pero hay un grosso de público que son estudiantes de las distintas carreras universitarias sobre todo de la Universidad Nacional de Villa María. Está bien lo que dice Cristina, si nosotros lo hiciéramos un viernes o sábado hay mucha gente que se va a su pueblo a descansar o a ver a la familia.

EDC: -Desde una óptica del sentimiento, ¿de qué manera pueden definir DESTILARTE?
Cristina: -Para mí es como lo dice la palabra... en el DESTILARTE se destila arte, ves de todo y ves las ganas que pone la gente para hacer las cosas lindas que todos los años se exponen, a cambio de mostrar lo que se hace sólo por amor al arte. Está bueno ver que en esta época todavía se tiene ese sentimiento con respecto a lo que es arte, está bueno convocar mucha gente y ayudarlos a ellos a que puedan darse a conocer con nuestra ayuda también, es una ayuda mutua para nosotros. También porque cada festival que hacés nada es igual, te divertís, conocés cosas nuevas y se conocen gente de todos lados. Nosotros estamos felices cuando terminamos y que la gente nos pueda decir que le gustó, que te felicitan por lo que vio, por lo que expusieron, te reconforta y te das cuenta de que no fue en vano, porque decís “hice todo esto para ayudar a las personas y a mostrar el arte de la ciudad y la zona”.
Néstor: -Lo principal que puedo destacar del DESTILARTE es que no está la idea de la gente que participa de ser estrella, porque la gente que va, lo hace para ver arte, ve al tipo que hace cortos, al tipo que hace música, al tipo que pinta es como él; la conexión que tienen es una cosa de compañerismo, ven que el arte que se hace en Villa María se pelea desde abajo. El DESTILARTE no es un pub, no es que una vez que se termine va a generar que los que lo hicieron cambien el auto o se vayan a ir de vacaciones a Brasil; es una actividad que nosotros hacemos para poder continuarla. No sé si será una obra de arte el DESTILARTE, pero se pelea desde abajo, le ponemos las mismas ganas que un pintor le pone para pintar, la mismas ganas que una banda cuyos integrantes laburan hasta las once de la noche y luego ensayan hasta las dos de la madrugada; toda esa misma pila, hay toda una conexión de gente que labura para algo.

Y ese “ALGO” debería escribirse con mayúsculas, pues, no es otra cosa que aquello que llamamos cultura.
Con los pocillos ya vacíos, decidimos dar por concluida esta charla.
Sobre la mesa quedaron esparcidos los clásicos sobrecitos de azúcar con alguna masita huérfana.
Enseguida tomé la hoja de papel, en la que había deslizado algunos interrogantes para iniciar la charla y sin pausa garabateé: www.fotolog.com/destilarte, más abajo destilarte@hotmail.com y al final www.destilarte.blogspot.com... Un pequeño anticipo de una gran noche.




(*) Publicado en EL DIARIO DEL CENTRO DEL PAÍS, el domingo 01 de junio de 2008.-
Publicar un comentario