domingo, 9 de diciembre de 2007

rock_vm Rock 100% Villamariense

ROCK_VM
ROCK 100% VILLAMARIENSE



Hacia fines de octubre presentamos, en conjunto con Carlos Gazzera y José Azocar, el primer libro de rock de la ciudad. Una inmensa alegría nos ha dado sacar esta publicación a la calle, que tuvo su germen en las páginas de este suplemento.
Se hacía necesario iniciar una serie de documentos sobre nuestra cultura musical y creemos que (con puntos a favor y algunos desaciertos) hemos realizado un buen trabajo, con una respetable edición y variado contenido (entrevistas, fotos, textos críticos, letras, CD) que hacen de nuestro libro un muy buen comienzo.
La presentación en sociedad la realizamos el 27 de octubre en la Medioteca Municipal ante una notable cantidad de asistentes, que escucharon nuestras palabras en un acto bastante informal. Posteriormente, ese público se vio acrecentado cuando las cinco bandas que integran el volumen, se presentaron en el Teatrino del Subnivel, desde las 18 a las 22:30 de un sábado que se pronosticaba lluvioso pero que se mostró soleado.
Los seguidores de los grupos musicales y los transeúntes tuvieron la posibilidad de comprobar la potencia y calidad que nuestros grupos poseen. Con un excelente sonido y puesta en escena generada por Claudio y Jorge Mellano disfrutamos de un evento que consideramos por demás relevante.
Del libro no diré más, para ello están Darío Azumendi y Daniel Castoldi que opinan al respecto; solamente resta agradecer a todos los que confiaron en esta propuesta y a todos aquellos (que son muchos) que colaboraron para que este proyecto se concretara.
A todos ustedes, muchas gracias.


Darío Falconi



UN LIBRO DEL PALO
Por Daniel Castoldi

DETRÁS DE LAS PAREDES
La incursión del rock en Villa María se da por el año 1964, cuando Jorge “el gordo” Cabral empuñaba una de las pocas guitarras eléctricas que había en la zona. En noviembre del ’76 se realizaba el Primer Recital de Rock de Villa María, que tenía entre sus realizadores a Monky Tieffemberg, Cacho Aiello y Sergio Stocchero, entre otros. De allí a nuestros días ha corrido mucha música por nuestros oídos, pero algo resulta inalterable en nuestro interior: la pasión del rock sigue rugiendo en una ciudad que se ve sacudida en sus viejas estructuras por guitarras distorsionadas y necesidad de cambio.
Villa María, como se sabe, es una típica ciudad conservadora en cuanto movimientos artísticos, que dependen de la mirada que se les dé en otros pagos para obtener algún reconocimiento. Nunca es fácil ser profeta en su tierra, y mucho menos en una ciudad con habitantes muy difíciles de sacar de su casa, ya sea para un recital, una obra de teatro o una muestra de pintura o arte plástico, por ejemplo. La cosa cambia cuando la obra o el recital es de algún foráneo, ya que siempre se desmerece lo local, pero la cuestión es que la actividad, tanto como la actitud en cuanto lo artístico, han cambiado en Villa María, al menos desde los artistas.

ROCK AND ROLL Y FIEBRE
En lo que al rock particularmente respecta, el crecimiento de las bandas en los últimos años es sorprendente, sobre todo porque están mostrando sus cosas, sus temas, llenos de sus ideas y de sus acordes. Nuevas tecnologías brindan la posibilidad de mostrar en formato de CD lo creado, cosa impensada años atrás. Toda esta movilización creadora necesitaba ser testificada por alguien, debía quedar un documento de esta época, tanto como deberían haber quedado de épocas pasadas, cuando el rock local también vivía momentos de esplendor, pero es hoy cuando se edita el primer libro sobre el rock de Villa María, rock_vm. El rock de Villa María en el nuevo milenio, que tiene como responsables principales a Darío Falconi y Carlos Gazzera, y que contó con la colaboración de José Azocar.
La editorial Recovecos es la editora de este emprendimiento, y comienza así una colección denominada “Por qué cantamos. Músicas populares”, en la que se editarán libros de diferentes disciplinas, como la sociología, la comunicación social o la historia.

EL LIBRO
El libro comienza con dos textos introductorios de los autores: mientras Falconi desmenuza los pasos que dan las bandas para componer, grabar o armar un recital, Gazzera eleva la pluma (quizás demasiado) y se explaya sobre los dos conceptos fundamentales del rock, como son la ciudad y la juventud, éste último ya pasado de moda y convertido en un arma conservadora potente, ya que creer que el rock sólo es para los jóvenes, es como decir “ya se te va a pasar cuando cumplás los 25, o los 30. Ya sabemos que no es así y que el espíritu joven de rebeldía y cambio puede también vivir en quien tenga 40, 50, u 80 años. (¿No son frustrantes los revolucionarios de café? ¿O mucho peor, aquellos que cambian su parecer y sus ideales una vez salidos de la Universidad?). Es real que la juventud es un motor muy potente de movilización, en el que todos creemos que podemos cambiar el mundo con una canción (y que todas la chicas nos miran), pero también es muy real que no hace falta tener 20 años para cambiarlo (o para que las chicas te miren).
Terminadas la introducciones, viene el grueso del libro, conformado por cinco entrevistas a bandas nacidas en Villa María en el nuevo milenio (como bien indica su subtítulo).

LAS BANDAS
Las bandas que conforman este libro, de excelente edición y que tiene en tapa un dibujo del maestro Ricardo Cohen, el mítico Rocambole, responsable del arte de tapa de todos los discos de Los Redonditos de Ricota, son nacidas en el siglo XXI y son Motorblues, Sopló el fantasma, Preciosas Ridículas, Kalsevitoz y Macroporno. En estas notas se pueden entrever los motivos que llevan a estas bandas hacer rock, además de sus fichas técnicas y letras de sus canciones. Acompaña a este libro un CD, grabado con notable excelencia en La Nube Record y que contiene 20 temas, 4 para cada banda que integran el libro. Los temas fueron cedidos por las bandas desde grabaciones inéditas (como Kalsevitoz), de demos editados (como los de Preciosas Ridículas, Motorblues o Macroporno) o de grabaciones en vivo que integrarán un próximo disco (como dos temas de Sopló El Fantasma, que además aporta con dos temas más de su estupendo disco debut, Transauntes).

PIEDRA FUNDACIONAL
rock_vm es muy bienvenido por todos los seguidores de este género en la ciudad, y así debe serlo, ya que el emprendimiento no sólo supuso mucho trabajo, sino que promete abrir el camino a otros emprendimientos de este tipo. Es difícil sacar un libro con esta calidad, sobre todo cuando es el primero de un género determinado, y esto realza la tarea de sus realizadores. rock_vm está llamado a ser un espejo para esta época, en la cual podamos mirarnos y en la cual generaciones venideras puedan mirarnos, y así saber del esfuerzo y la pasión que todavía convoca al rock.





EL CAMINO ESTÁ MARCADO
Por Darío Azumendi
Productor y Director de SR ROCK



Cuánto tiempo pasará para que el rock de nuestra ciudad sea reconocido como un movimiento importante, ¿10 años, tal vez 20? Son cifras arbitrarias y sólo es una cuestión de tiempo, porque el espacio se esta ganando de a poco, paso tras paso. Con programas de radio aunque fuese uno solo allá por los años ‘80 en amplitud modulada, la llegada de las FM en los ‘90 trajo consigo muchos programas de rock y pibes con ganas de hacer algo, también algún que otro espacio en la TV local como “Kanal 69”, y más paginas en los diarios y revistas.
El nuevo milenio vio nacer tardíamente pero bienvenida al fin, la primera revista de Rock de la ciudad el 24 de marzo del 2006 llamada: “La hoja del rock” ahora denominada “Sr. Rock” y este bendito libro rock_vm que es el primero de acá, pero que amenaza con continuar la saga y espero que así sea.
Es importante destacar que tanto las bandas entrevistadas como muchas otras; todos los fines de semana muestran lo suyo en pubs, clubes, centros vecinales, aire libre o lo que pinte para dar un show, y a pesar de las quejas de falta de lugares el motor de la puesta en escena no se detiene.
El titulo con guión bajo, no es más que una marca de nuestra época, no hay banda que por chica o grande no tenga su espacio en la Web desde un sitio gratuito a una mega página, todas con un objetivo en común difundir artísticamente a su grupo.

Las primeras líneas del libro me sorprendieron gratamente porque los autores ensamblan los tiempos del rock, bajando línea de sus comienzos pero siempre parafraseando con lo nuestro.
Las notas muestran un trabajo periodístico a destajo, donde la mayoría al ser entrevistas ya publicadas y leídas por quien les escribe, pierden un poco de valor, pero no deja de ser un excelente testimonio de lo que las grupos buscan, creen, desean y que pueden expresar libremente en este libro.
La tapa de Rocambole y el CD con canciones de las bandas incluidas en el mismo son una joyita imperdible y admirable, que al tener conciencia de los costos humanos y monetarios tienen más importancia aún. También es destacable el diseño y collage de fotos que lo hacen más legible y ameno.

Los nombres de autores, libros recomendados, películas, letras que hablan de Rock and Roll a forma de graficar mentalmente hacen que rememore el tema de los Teen-Age Heaven, compuesto por Johnny Cymbal y Jack Gale que dice así: “Soñé que estaba en un cielo de adolescentes, vi a todas sus estrellas allí, había una puerta dorada, con una estrella dorada; y la atravesé. Y allí estaban todas las estrellas de los adolescentes que conocíamos”. Para algunos el rock sigue siendo esto, un juego de niños, pero para otros es una forma de vida hecha canción, sólo es cuestión de tiempo, ¿10 años, tal vez 20?
El camino está marcado.






ROCK_VM
FICHA TÉCNICA





Título: rock_vm.
Subtítulo: El rock de Villa María en el nuevo milenio.
Autores: Falconi, Darío Rubén / Gazzera, Carlos Alberto / Azocar, José
Producto: Libro + CD
Editorial: Recovecos
Tipo: Entrevistas
Temática: Rock and Roll
Colección: Por qué cantamos
Dirección: Claudio Díaz
Publicación: Octubre 2007
Extensión: 206 Páginas
Formato: 20 x 14 cm
Presentación: Rústica
ISBN: 978-987-1414-05-5
P.V.P.: $30.
Conseguilo en: Todas las librerías, roquerías y disquerías de la ciudad.
(*) Publicado en EL DIARIO DEL CENTRO DEL PAÍS, el domingo 09 de diciembre de 2007.-
Publicar un comentario