domingo, 3 de julio de 2011

"Otra piel" en la Cumbre Social del Mercosur

‘Otra piel’
en la Cumbre Social del MERCOSUR



Texto: Noelia García - Grupo de Danza Libre y Contemporánea de la UNVM
Fotos: Pablo Mercado



El Grupo de Danza Libre y Contemporánea de la Universidad Nacional de Villa María, creó un espacio de producción de experiencias, saberes, técnicas y expresiones, a partir del cual surgió la coreografía ‘Otra Piel’, cuyo concepto principal aborda la Trata de Personas. Con más de un año de trabajo de creación y presentaciones, es en esta oportunidad que le toca al grupo de danza contemporánea estar presente con su coreografía ‘Otra Piel’ en la Cumbre Social del MERCOSUR, en Asunción, Paraguay, el pasado 28 de junio.
Lo que sigue es un escrito cedido por el grupo para socializarlo en este día de domingo.



ARTE, TRANSFORMACIÓN SOCIAL Y EDUCACIÓN
Los hechos artísticos, como en este caso la danza contemporánea, son transformadores de las formas de interpretar y de actuar en el mundo social que los rodea. Es esta bandera de transformación social que alza este grupo de danza contemporánea en contra de la trata de personas. Esta herramienta de transformación social, que es la danza, el movimiento, la expresión y la información contenida dentro de la coreografía que presentan junto con un video-danza, es la forma que encontraron para llegar con esta propuesta cada vez a más gente. De esta manera, y con los medios que ellas disponen, potencian y consolidan los esfuerzos tanto de las víctimas, sus familiares, así como las organizaciones sociales que conforman redes con objetivos de eliminar la trata de personas.
La puesta en escena de ‘Otra piel’ conjuga diversas narrativas y lenguajes que permiten una mayor sensibilización del público, sin pasar ningún discurso por alto, utilizando todos los medios a su favor: la imagen, la palabra, el movimiento, la música, el video y sobretodo la emoción. Consientes de la necesidad de informar, educar, sensibilizar y discutir el tema de la trata de personas, el grupo fue conformando una coreografía que envolvía entre movimientos curvos y rectilíneos un claro mensaje: "no hay silencio aquí, sino frases que evitas oír. YO trabajo el silencio, lo hago llamas. Trabajo con mi mirada en construir, en reparar y en reconstruir algo parecido a una mirada humana". Estas palabras pronunciadas por una bailarina del grupo durante la coreografía, mientras se desploma y no puede terminar de caer, resumen la actitud de la sociedad, esa actitud de silencio la mayoría de las veces frente al problema, y la actitud del grupo, una actitud de transformación, de reclamo, de sensibilización.
Fue en este espacio universitario, desde el grupo de danza, desde la ciudad de Villa María, desde el lugar reducido de cada una de las bailarinas, que se intentó desarrollar espacios idóneos que aumenten la condición de posibilidad de que ocurra una transformación tanto individual como colectiva. Porque suponemos un sujeto artístico, crítico y con conciencia, capaz de ser educado y a partir de su transformación personal, capaz de transformar también sus horizontes sociales de interpretación y de acción en su sociedad. El arte, la educación y la transformación social son las ideas pilares que guían al grupo a asumir sus riesgos y tomar posiciones. El sujeto comprometido en la construcción social del arte como proyecto de transformación de la realidad, tiene en sus manos la capacidad y los medios de cambiar las condiciones de expresión. El arte funciona entonces como la posibilidad de diálogo entre el sujeto social y las disposiciones del contexto que lo abarca, entonces desencadena nuevas formas de proceder en el mundo social que hacen reflexivas las prácticas de interacción e integración.


GÉNERO Y TRATA DE PERSONAS, EXPERIENCIAS, COMPOSICIÓN Y CONSTRUCCIÓN DE LA PUESTA EN ESCENA
La elección del tema de trata de personas pareciera surgir como una casualidad, pero fue el resultado de un recorrido denso, lleno de subjetividades y elecciones, caminos y tránsitos internos tanto del grupo de danza como de sus integrantes particulares. La problemática de género, la situación de debilidad de la mujer en muchos aspectos, funcionó como puntapié inicial de su camino a recorre que las guiaría por un recorrido reflexivo entre cuerpos sometidos, pieles deterioradas, telas desgarradas, debilidades, amenazas y derechos.
Fueron quince mujeres en busca de transformar la realidad social a partir de su actividad que es la danza libre y contemporánea, entonces es así que se asumieron como colectivo y supieron que había que ponerle el cuerpo al problema.
‘Si habíamos empezado a transitar el trabajo con la piel, la desnudez iba a estar presente’, recuerda Gabriela Redondo, tratando de explicar el camino del trabajo de los cuerpos. El grupo de danza creó un video danza, el cual acompaña a la coreografía en su puesta en escena, donde se exponen imágenes de cuerpos femeninos semidesnudos tratando de evocar los más fuertes sentimientos con respecto a la mujer, al cuerpo consumido como una mercancía, al dolor compartido y a una interpelación constante del que está viendo el video.
Mientras el grupo fue tomando posición con respecto a la mujer, junto con el trabajo de desnaturalizar y desmitificar el cuerpo desnudo, se fue produciendo una huella en el conocimiento individual y la confianza grupal. El grupo pide atención, silencio, respeto, en una transferencia de saberes y sentires, pero exige respuesta, exige sensibilización y su danza es el principal movilizador. Una circunferencia que empezaba en el cuerpo del sujeto y en el conocimiento de uno mismo y que se cerraba cuando se pasaba a formar parte de un cuerpo colectivo en una posición de transformación con respecto a la Trata.


CUMBRE SOCIAL DEL MERCOSUR
La Cumbre Social del Mercosur es una iniciativa pública, lanzada por Brasil con el objetivo de ampliar y fortalecer la participación ciudadana en el proceso de integración regional. Las asociaciones civiles, organizaciones campesinas, indígenas e instituciones públicas son las principales organizaciones que ponen en marcha esta iniciativa.
Ampliar la participación social, proponer una agenda medioambiental para el bloque, promover el Mercosur político, productivo y cultural, influir en la agenda política regional, informar y capacitar a la ciudadanía, son los principales objetivos de estas instancias de encuentro y construcción ciudadana. Con un alcance regional, con presencia de más de cuatro países, cientos de organizaciones sociales, funcionarios políticos, unidos en pos de una transformación, al menos en su comienzo. El encuentro que se inauguró el 27 de junio contó con la presentación del grupo de danza de la UNVM al día siguiente con “Otra piel”. El colectivo universitario compartió ese espacio con Nueva Luna, una organización paraguaya que presenta su último trabajo de investigación sobre el tema trata en Paraguay.
Las diversas mesas de trabajos abordarán temas relacionadas a la problemática social de los países del Mercosur, como por ejemplo: Comunicación Social, Educación Popular, Tecnología Social, Discapacidad, Cultura, Soberanía Alimentaria, Economía Social y Solidaria, Tierra y Reforma Agraria, Integración Energética, Salud, Juventud, Género y Diversidad, Pueblos Originarios, Afrodescendientes, Trata de Personas, Migración, Pensamiento Latinoamericano, Cambio Climático y Deportes y Educación Física.


(*) Publicado en EL DIARIO del Centro del País, domingo 03 de julio de 2011.-
Publicar un comentario