domingo, 19 de junio de 2011

Banda Infanto Juvenil y Escuela de Música de Ballesteros



Entrevista
BANDA INFANTO JUVENIL
Y ESCUELA DE MÚSICA DE BALLESTEROS
Notas del sur cordobés




Hoy nos vamos de la ciudad. Seguimos la ruta hacia el sur, hasta una localidad cercana. Es que allí, a 30 kilómetros de Villa María se enclava la pujante Ballesteros. Un pueblo de poco más de 4000 habitantes, que al igual que muchos otros de nuestra pampa gringa, se rodea de campos, principal fuente de ingreso de sus habitantes.
Viajamos para una ocasión especial, el día viernes se cumplió el primer aniversario de un colectivo musical integrado por niños y jóvenes, que apuestan al bello arte de los sonidos. La Banda Infanto Juvenil y Escuela de Música de Ballesteros está de festejo.
Por ello, aprovechamos la oportunidad de presenciar una de las clases y charlar con los profesores Mauro Sánchez y Fernando Hemadi, quienes le devolvieron a esa localida las notas de una banda musical, que no se oían desde hace 40 años.



Fue hacia finales de 2009 que Mauro Sánchez presentó un proyecto para crear y desarrollar una banda y escuela musical para niños y jóvenes en Ballesteros. El municipio se mostró muy interesado y luego de varias reuniones la idea tomó fuerza y arrancaron el 17 de junio de 2010.
El profesor Sánchez nos introduce en la génesis del proyecto, y relata los pormenores e inconvenientes que se tienen a la hora de iniciarse en un emprendimiento de estas características.
No es fácil iniciar algo semejante, menos en ciudades chicas donde las necesidades y carencias son tantas. Se necesita de dirigentes de “cabeza abierta” que estén dispuestos a apoyar con espacios y dinero un nuevo proyecto musical; ya que muchos, como dice Mauro “entienden una banda de música como un gasto.”
La idea de los profesores que hoy están cargando este proyecto es ambiciosa, tiene varios objetivos y muchos horizontes. La banda y escuela no quiere ser simplemente un lugar donde se toquen las marchas que todos estamos acostumbrados a escuchar en cualquier acto público. Dice Fernando, “la idea no es solamente que la banda toque el himno, marchas y nada más; la idea es orientarla a la cuestión sinfónica y a la escuela de músicos. Intentamos formar músicos que después continúen su camino, siempre y cuando tengamos el apoyo, vamos a poder hacerlo posible.” Por su parte Mauro nos cuenta que en general las bandas se han ido formando de manera caótica, “vení, sentate, soplá y arreglátelas…”. “Nosotros queremos enseñarles una técnica, queremos que lean música, queremos enseñarles la mayor cantidad de cosas que les pueden hacer falta en un futuro.”


VAMOS LAS BANDAS
La dificultad que se plantea con las bandas está relacionada con poder coordinar grandes grupos de personas. Fernando Hemadi por lo general no quiere trabajar con bandas porque es complicado, “pero si lo organizás distinto, con otra idea es diferente (nos comenta). En la mayoría de los casos se le da cierto instrumento a cualquiera, entonces no le das importancia a la persona y así el chico no aprende.” Inmediatamente nos cuenta como fueron los inicios, cuando tenían a 120 chicos y muchísimos menos instrumentos; en sus palabras, “apenas empezamos, hicimos una ronda, y le fuimos mostrando todos los instrumentos a cada uno; después decidían, otros estaban indecisos y de a poco lo fueron haciendo; nosotros intentamos no imponerles, que sean ellos que elijan.”
Los chicos que ingresaron a la banda y escuela de música no poseían ningún tipo de aprendizaje musical, por lo que fue y es un gran desafío para los profesores y para ellos mismos. “La condición es que sepan leer y escribir, porque si son más chicos se distraen mucho… Desde los 8 años en adelante.” Mauro manifiesta su preferencia por los niños, porque de esa manera son muchos años los que ese niño puede quedarse dentro de la banda y eso lo hace crecer con el instrumento a la par; en cambio, al ser más grande, surgen algunos impedimentos (estudio y/o trabajo) que hacen que ese niño, ya joven, continúe en la banda.
Ante nuestra consulta sobre si los niños aprenden mucho más rápidos que los jóvenes, Fernando nos responde “creo que es algo que tiene que ver con la actitud de cada uno, es como que el chico está cargado de menos cosas, presta más atención y toma la información más rápida.” Mauro refuerza la idea, “aprenden al toque. Una persona grande si no aprendió a leer música de chico, es mucho más complicado; no imposible, pero te ponés más trabas. En eso los chicos no tienen prejuicios, les enseñás algo y lo aprenden así, no se cuestionan, sino que se centran en aprender lo que uno les enseña.”


SOBRE EL REPERTORIO
Mientras uno de los ensayos transcurre, nos damos una vuelta por el salón y divisamos el repertorio que estaban preparando para su presentación festejo, que se realizó en el día de ayer. Algunas de las canciones: “Careless whisper”, “Pink panther”, “La bifurcada”, “We will rock you”, “Arde la ciudad”, “Mi enfermedad”, entre otros… como se aprecia, el repertorio es variado, con canciones populares del rock, del pop y hasta de programas de televisión.
Al respecto Mauro cuenta, “tenés que seguir la onda de los chicos, no podes hacer sólo marcha porque se aburren; hay que hacer cosas que a ellos les guste.” El profesor Hemadi aclara, “por el momento, la idea del repertorio se basa en obras fáciles porque recién empezamos; pero el día de mañana queremos ir buscando obras más originales. Generalmente las bandas caen en los mismos temas, vos vas a un festival de bandas y todos tocan las mismas obras. La idea es que se hagan arreglos especiales para la banda, queremos que se trabaje esa idea; ya que en esta zona se van generando compositores, principalmente por la Universidad Nacional de Villa María. Queremos que se vaya instalando la idea de componer y adaptarlas a la idea de los chicos y de sus gustos.”
Otra de las propuestas de la banda y escuela de música es ir creciendo en propuestas. A medida que se adquieran nuevos instrumentos, se necesita también de otra gente especializada que venga a enseñar las técnicas particulares de ese instrumento. Así pasó con el profesor Eduardo Brandi quien durante tres meses les enseñó a las chicos las particularidades de la flauta traversa. Más adelante, está la necesidad de ir sumando nuevos instrumentos y con ellos llegarán otros profesionales que vayan complementando ese espectro. “El saxo y trompeta está bien (dice Fernando), pero hay que darles la posibilidad de otra cosa, pero ¿por qué no hay banda sinfónica acá en la zona? Porque no hay instrumentos de bandas sinfónicas, son todos de bandas militares. Los instrumentos de sinfónica son caros, entonces la municipalidad no alcanza a comprar; pero si te organizás y de a poco vas sumando, podés ir adquiriendo.” Además del sostén municipal, la banda y escuela ha conformado una comisión para cubrir los gastos mínimos que vayan surgiendo.


TRABAJO CON NIÑOS
Trabajar con niños no es nada fácil, menos aún si se les intenta enseñar música. “Tenés que armarte de mucha paciencia y tiempo”, nos cuenta Mauro, “hay que tratar de llegar al chico; pero es muy lindo, nos gusta lo que hacemos.”
La metodología de trabajo es darle teoría y cuando la resuelven, pasan al instrumento. En un principio fue complicado manejar un grupo de 120 alumnos; hoy continúan la mitad, chicos que quieren aprender y que se esfuerzan por lograr sus objetivos. Recuerdan, los profesores, que debieron armar una ronda e ir mostrándoles los instrumentos a cada uno para que tuviesen un primer contacto. Luego armarían grupos de manera tal que en distintos horarios, estén siempre disponibles los instrumentos; ya que por lo general las bandas son libres y muchas veces cuando se quiere practicar un instrumento en particular, se encuentra ocupado.
Son los alumnos que van marcando un poco el paso hacia donde van, son sus gustos y el interés. El profesor Mauro destaca el hecho de que la música te da disciplina. “hay chicos que son muy revoltosos, y vos los ves sentados ahí leyendo y te sorprendés, porque se ponen, hay que coordinar el movimiento, soplar… El chico se sienta y es media hora que está con él mismo. La música te enseña a contar los tiempos porque es matemática, hay que ver donde hay que entrar, escuchar al de al lado, ver al director que esta al frente… todo eso te da la música; es un grupo, sólo no podés hacer nada.”
La Banda Infanto Juvenil de Ballesteros ha realizado algunas presentaciones, en ellas sus profesores son casi espectadores; quieren de esa manera lograr independencia de los niños, “todo lo interpretaron ellos, se las arreglan; porque si ellos saben que vos estás a lado se genera una dependencia que no queremos.”


LA GENTE
La gente de Ballesteros está contenta. Tener una banda y una escuela de música ha sido un gran avance en lo que a materia cultural y musical respecta. No son pocos los que han pasado, en su juventud, por la Banda del Club Talleres y eso enciende una llamita que parecía extinta desde la década del ‘70.
Dice Mauro, “antes todos pasaban por la banda”. Se lo ve contento, es uno de sus sueños, “siempre tuve la idea de que iba a terminar en una banda laburando, siempre estuvo instalado en mí ese proyecto, era esperar y también ir a buscar.” Fernando también está contento, “es lindo el hecho de que vas enseñando y los chicos van aprendiendo. Es muy positivo poder lograr un proyecto distinto, lograr el apoyo para una banda que no está sólo para actos y nada más. Es una banda que forma músicos y ejecuta otros repertorios a los que la gente no está acostumbrada.”
Mauro concluye, “son cosas que le sirven al pueblo. Nosotros vemos que se habla mucho de Rubén Juárez y acá puede haber muchos Rubén Juárez, pero no tienen la forma. Nosotros nos sorprendemos de que hay chicos que tienen súper condiciones. Nosotros los vamos preparando para que en un futuro, cuando estudien o sigan con la música, la realidad no les sea tan complicada.”



Emprendemos nuestro viaje de retorno. Pasan los campos por nuestra ventanilla, pasan los postes y los carteles viales; pero la música no pasa, parece que nos acompañara dentro del vehículo. Son las notas de una banda de jóvenes y niños que desde el fondo cordobés se está haciendo escuchar. Desde estas páginas nuestras felicitaciones y los augurios de continuidad.





BANDA INFANTO JUVENIEL
ESCUELA DE MÚSICA
BALLESTEROS
Integrantes




1. Andrea, Verónica
2. Antune, Camila
3. Antune, Lucila
4. Arroyo, Lorenzo
5. Arroyo, Lourdes
6. Bollo, Laureano
7. Bollo, Sierra Celene
8. Bosio, Bustos Diamela
9. Bruno, Sofía
10. Bustos, Candela
11. Campos, Anahí
12. Campos, Daniela
13. Campos, Gabriela
14. Campos, Jesús
15. Campos, Nimsi
16. Casas, Tadeo
17. Cepeda, José
18. Cepeda, Lara
19. Cerrutti, Angie
20. Cesare, Camila
21. Cesma, Nahuel
22. Chupettini, Benjamin
23. Comba, Irina
24. Cuccietti, Narella
25. Esquivel, Benjamin
26. Ghione, Azul
27. Ghione, Ivo
28. González, Milagros
29. Gutiérrez, Elisa
30. Gutiérrez, Ximena
31. Jackow, Matías
32. Jaime, Dayana
33. Jara, Maylen
34. Jara, Selene
35. Mautone, Ileana
36. Montesino, Octavio
37. Montesino, Valentina
38. Pereyra, Lucas
39. Picatto, Antoni
40. Picatto, Jenifer
41. Picatto, Stefania
42. Quiroga, Delfina
43. Rivero, Evelyn
44. Ron, Alejo
45. Ron, Diego
46. Ron, Mario
47. Sánchez, Lourdes
48. Santopolo, Andrés
49. Santopolo, Mauro
50. Sciencia, Gaspar
51. Tagliavini, Facundo
52. Tagliavini, Leonardo
53. Torno, Florencia
54. Villalba, Virginia
55. Zandri, Malena
56. Prof. Hemadi, Fernando
57. Prof. Sánchez, Mauro
58. Prof. Brandi, Eduardo


(*) Publicado en EL DIARIO del Centro del País, domingo 18 de junio de 2011.-
Publicar un comentario