viernes, 18 de marzo de 2011

Alicia Peressutti en Buenos Aires

SE PRESENTARON LOS LIBROS DE ALICIA PERESSUTTI EN EL SENADO DE LA NACIÓN
Fue un punto de apoyo para seguir bregando por la modificación e implementación de la “ley de trata”.



El jueves (17/03/2011) al mediodía, en el Senado de la Nación se desarrolló el acto de presentación de dos novelas de la escritora local Alicia Peressutti.
En el salón Arturo Illia se dieron cita más de un centenar de personas, desde aquellos que representaban a las distintas ONG’s, instituciones educativas y culturales, Hermanas Adoratrices, miembros de la Asociación Civil Vínculos en Red de la que Peressutti es parte integrante, como así también publico interesado de distintos puntos del país.


LA LITERATURA COMO ARMA
“Días de esclavitud” y “Desde las sombras”, son novelas que relatan historias reales teñidas por la oscura tinta de las drogas, la trata de personas y el tráfico humano. Son libros que ya han tenido un recorrido por estas tierras y que volvieron a reeditarse (con portadas nuevas) en los talleres gráficos del Senado de la Nación y que se entregaron en esta ocasión.
En su visita a Villa María, el Vicepresidente de la Nación y Presidente del Senado Julio Cobos le había consultado a Peressutti cuales eran sus necesidades, a lo que recibió de respuesta la impresión de ejemplares para poder acercar a muchas más personas y jóvenes estos libros que cuentan historias cruentas y reales. El libro fue declarado de interés nacional y se reeditaron 1500 ejemplares que se entregaron, en parte, en esta ocasión.
En el mismo acto se aprovechó la oportunidad de mostrar los nuevos títulos que Alicia Peressutti presentará el mes que viene en nuestra ciudad, nos referimos a “Lágrimas de sangre” y “Esclavas”, sexto y séptimo libro que continúan en esa tesitura. En su alocución Peressutti manifestó, “ojalá se termine alguna vez con esto y pueda escribir historias de amor”.


PRESENCIAS / AUSENCIAS
Estuvieron presentes los senadores Norma Morandini, Luis Juez, Oscar Castillo y Julio Cobos; quienes ocuparon las primeras ubicaciones. La escasa presencia de parlamentarios dejó al descubierto las muchas ausencias, sobre todo la de villamarienses y cordobeses, que se mencionaban en boca de algunos presentes.
Con un discurso espontáneo y emotivo, Peressutti habló desde el corazón y desde su experiencia de muchos años y aprovechó la oportunidad de resaltar el ausentismo de quienes, tendrán la responsabilidad, más adelante, de debatir sobre la ley de trata, que aún se encuentra “cajoneada” en Diputados. “Nos hubiera gustado, a las organizaciones, que hubiese más legisladores y legisladoras, pero no porque estoy yo presentado las novelas; cualquiera puede escribir esas historias (…) las víctimas se lo merecen.”
Sobre la ley en cuestión, agregó que “hay muchas cosas por cambiar: aumentar las penas de los tratantes, pero fundamentalmente un programa nacional de asistencia a las víctimas”.


OTRA PIEL
Alicia Peressutti hace 14 años que es voluntaria de las Hermanas Adoratrices; pero es en estos últimos años, gracias a los medios y la publicación de sus libros, que su imagen pasó a ser la figura visible de un colectivo de personas que luchan en contra de la trata y el tráfico de personas.
Este sacrificio constante del día a día, la entrega personal y familiar está dando sus frutos, son pasos lentos que se dan, pero se avanza. Y en ese andar los vínculos se van estableciendo desde muchos lugares, inclusive desde el arte de la danza.
Así fue que en ese mismo acto en el Congreso de la Nación un grupo de danza contemporánea de alumnas de las distintas carreras de la Universidad Nacional de Villa María, coordinadas por la licenciada Gabriela Redondo, acompañaron a Alicia mostrando su reciente coreografía audiovisual titulada “Otra piel”.
Posteriormente se entregaron los ejemplares a las instituciones y personas presentes y cerraba así un acto que sigue sumando el compromiso para que la nueva ley de trata sea una realidad, porque como resume Alicia Peressutti, “las víctimas se lo merecen.”

(*) Publicado en El Diario del Centro del País, domingo 20 de marzo de 2011.-
Publicar un comentario