domingo, 6 de febrero de 2011

LECTURAS DE VERANO (05/2011)

LECTURAS DE VERANO (05/20011)


Cuatro exponentes locales hoy nos dejan sus poemas. Aquí una sucinta semblanza de cada uno:

Fabián Clementi nació en septiembre de 1973, en San Francisco, provincia de Córdoba. Actualmente reside en esta ciudad. Tiene publicados tres libros de poesía: "Refractario" (llantodemudo, 2008), "Spectrorum" (llantodemudo, 2009) y "El salto del dorado" (llantodemudo, 2010). Sus poemas y artículos han sido publicados en El Corredor Mediterráneo, en la revista Fin, en La Guacha, en El Diario del Centro del País y en la revista Nativa. Es redactor del periódico Puntal de Villa María. Tuvo un breve paso por el deporte profesional. Es profesor de tenis.

Olga García de Figueroa, es Maestra Normal Nacional del Colegio San Antonio y estudió nueve años de francés en el Colegio José Ingenieros. Tiene predilección por el género lírico-poético y otra vez nos envía sus escritos a nuestra sección. Participa de la sede local de la Sociedad Argentina de Escritores.

Gustavo Borga nació el 7 de diciembre de 1960, en Villa Nueva, Provincia de Córdoba. Tiene tres libros publicados: "Patitos degollados" (Autor, 2002), "Hermoso niño rubio" (Xión, 2006), “Poesía reunida” (llantodemudo, 2009) y "Para vos NO" (llantodemudo, 2010). En el 2003, en conjunto con otros autores, ganó el Premio Provincial para Autores Inéditos, Glauce Baldovín. Sus poemas fueron publicados en La Guacha, Sudestada, Alguien Llama, El Corredor Mediterraneo, y El Diario del Centro del País. Es ferroviario. Vive en su ciudad natal.

Marina Beatríz Giménez nació el 7 de marzo de 1961 en la ciudad de Santa Fe. Vive en Villa María desde 1996. Escritora, poeta, promotora de lectura y escritura, publicó dos libros de poemas: “La morada y el pájaro” (Argos, 1998), “La Puerta” (Autor, 2008) y “Cáliz de arena” (Eduvim, 2009). Participó en antologías provinciales, nacionales e internacionales con sus cuentos y poemas. Coordina talleres literarios para niñas y niños en diferentes localidades y escuelas. Participó como expositora en el Seminario Internacional “Relaciones de la literatura y los niños en riesgo” auspiciado por la U.N.V.M., Editorial La Bohemia, Ministerio de Educación de la Nación, CONABIP, Embajada de Francia y Banco del Libro de Venezuela.

Que los disfruten.



[Poema 12]
Fabián Clementi
Voy hacia arriba y ya casi logro ver
la luz. Mi cuerpo sube y se moja
dando manotazos para los costados
a esos dientes que buscan morder: voy
con ritmo lento pero seguro
como una flecha perdida
en un océano de peces extraños.
Ya nadie me puede detener. Ya nadie
se atreve a tirar de mi ropa
que se humedece por un viejo sudor
que nada tiene que ver con este río. Los pájaros
comienzan a cantar encima del reverbero
del oleaje. Hay niños que juntan
en la costa esperando el espectáculo
(y no de fuegos artificiales).


* - * - * - * - * - * - * - * - *


[Poema 01]
Fabián Clementi

Nunca quise conformar el árbolde frutos exquisitos. Sólo una rama
entre las ramas, y esperar el viento.
Es por eso que viajé
al fondo del mundo
y me transformé en el pez
que soy
agitado por esta ola.


* - * - * - * - * - * - * - * - *


agua de chocolate
Fabián Clementi

mi padre pescando
haciendo fuerza
la tanza tirante
la caña doblándose
el zigzag del gran pez
zamarreando
salpicando las gotas rosadas
en el sol
luego vino el aluvión
la tormenta
un oleaje que arrasó con casi toda
mi niñez.


* - * - * - * - * - * - * - * - *

Poema 7
Olga Figueroa

¿Alguna vez me verás?
Quiero abrazarte muy fuerte
Sentirte cerca de mí
Que tu cuerpo, con el mío,
No se despeguen jamás.
En tu vereda,
En la mía,
En la plaza o en la calle…
El amor es una estrella
Muy difícil de ocultar.


* - * - * - * - * - * - * - * - *


Poema 5
Olga Figueroa

Con mi cuerpo palpitando
Espero tu ronca voz.
Elástico son los minutos,
No terminan de crecer.
Ya las sombras de esta noche
La verdad me han de traer.


* - * - * - * - * - * - * - * - *


Poema 12
Olga Figueroa

Siento un murmullo travieso
Salpicándome otra vez,
El árbol verde creció,
El árbol verde murió,
Y el amarillo llegó.
Horas y horas se unieron
Siempre con la misma voz.
Hoy
La esperanza me dijo
Un sendero está abriendo
Dos manos para vos.
¡La paz te deja entre dedos!
¡Guárdala antes del aguacero!


* - * - * - * - * - * - * - * - *


[Poema 29]
Gustavo Borga

era niño
cuando Evita
pasó por el pueblo

me tuvo
en brazos
puse mi oído
en su pecho

escuché el cáncer
que la devoraba.


* - * - * - * - * - * - * - * - *



[Poema 37]
Gustavo Borga

Edith escribe
poemas

un ángel los deja
sobre el techo
del geriátrico

de noche los niños
trepan a sus casas
miran el silencio
el único techo

iluminado.


* - * - * - * - * - * - * - * - *


[Poema 03]
Gustavo Borga

un poema rompió
el vidrio
de mi ventana

lo tiraron
de arriba
como una piedra

¿es forma
de entrar
a una casa?


* - * - * - * - * - * - * - * - *

Cantáro
Marina Giménez

I
Una cruz
un paréntesis
algo para decir,
lo que no se dice.
II
Agua
para beber,
para decir,
para bendecir,
para llover.
Agua
para beberse
para bendecidse,
para ahogarse.

III
Y la lluvia
te mira
con sus ojos
(húmeda confluencia).

Hay un apéndice,
algo adentro
que se moja,

y entonces
¿dónde nace la sed?


(*) Publicado en EL DIARIO del Centro del País, domingo 06 de febrero de 2010.-
Publicar un comentario