lunes, 8 de junio de 2009

Panorama Local: Literatura en tapas duras. Catálogo 2008-2009 (segunda entrega)

PANORAMA LOCAL
LITERATURA EN TAPAS DURAS
CATÁLOGO 2008 - 2009

Segunda entrega



En esta edición, continuamos mostrando la interesante cantidad y variedad de libros publicados por autores de nuestras dos villas.
Si bien es cierto que algunos de los títulos ya fueron reseñados con anterioridad, queríamos agruparlos, para que el lector pueda, de un vistazo, apreciar el conjunto de trabajos escritos que se vienen publicando en este par de años.
Nos quedan aún unos cuantos títulos por reseñar y varias novedades que aparecieron en esta mitad de 2009.
Seguimos apelando a usted para seguir completando el rompecabezas, para ello puede contactarse con nuestro suplemento mediante la vía que le sea más cómoda.




Darío Falconi
eldiariocultura@gmail.com
EL DIARIO del Centro del País
Sección: “EL DIARIO Cultura”
Av. Hipólito Yrigoyen 355 (5900)


Serie americana, por Alejandro Schmidt, Recovecos, Córdoba, agosto de 2008, 75 páginas.
Carlos Schlling, periodista cultural de La Voz del Interior, talla en la contratapa: “Publicado por primera vez en 1998, serie americana abre y cierra un paréntesis dentro de la poesía de Alejandro Schmidt. Es una obra que se sostiene por sí misma y que ha trazado un recorrido propio más en otros poetas quizá que en el mismo autor. Si la historia de la poesía argentina fuera un tema interesante para discutir y pensar, podría decirse que este libro anticipa (y supera, al menos en poemas como ‘conozco algunos trucos’ y ‘la música es la madrina de la patria’) cierta corriente de poesía narrativa de las décadas de 1990 y de 2000. Veinte años después (¿pero qué son veinte años en poesía?), no ha cedido nada de su tiempo interior al tiempo del mundo. Su evidente voluntad de extrañarse, de no pertenecer a la literatura nacional, se cumple en sus páginas, pero a la vez queda pendiente, aplazada, postergada en la posibilidad de integrarse a esa gran novela americana que nunca leeremos mientras américa sea américa.

La vida en un geriátrico, por Cristina Pablos, Ediciones CC, Villa Nueva, mayo de 2008, 53 páginas.
“’Confieso que he vivido’, dice Pablo Neruda. Yo también, confieso que he vivido (plasma en el prólogo Cristina Pablos). Tengo sesenta y siete años, no son tantos, pero sí cuando se los ha vivido intensamente, sin medir consecuencias; transitado, a veces, por la cornisa. Es como ver una película en blanco y negro y luego, volverla a ver en colores, al recordar. Eso hice. Es como si hubiera vivido dos veces; equivocándome, casi siempre; hiriendo; jugando a la rebelde; desobedeciendo a los mayores; provocando; siendo auténtica a pesar de lastimar. Pero de nada me arrepiento ya que la vida misma me encargó de cobrarme mis errores, a veces, a elevado interés. El haber vivido así hizo que acumulara bastantes experiencias, que a veces me sirven. González Pecotche (creador de la Logosofía) dice que debemos ‘darle valor’ a la experiencia. Por eso, aquí y ahora, casi en el último peldaño, veo las cosas como realmente y no como yo hubiera querido que fuesen. En estos días hay un tema que me llega y me afecta muy de cerca, más de lo que sería saludable.”

Buscando a Ana, por Alicia Peressutti, El Copista, Córdoba, setiembre de 2008, 77 páginas.
“Buscando a Ana es una historia que a través de personajes de ficción nos muestra una arista de la vida real: el drama de una mujer de tantas a la que una sociedad con sus valores en decadencia le hace pagar el tributo de su idolatría por el sexo y la droga. Otras historias semejantes tal vez estén desarrollándose en la realidad, incluso a nuestro alrededor, mientras leemos estas páginas. Otras vidas estarán quizás en juego en parecidas circunstancias porque les tocó la desgracia de ingresar a las sombras sin poder decidir su propio destino. Historias y vidas con las cuales convivimos y a veces nos conviene creer que no existen porque nos cupo en suerte el mayor tesoro, al decir de la autora, el de ‘ser libres para decidir hacia dónde encaminamos la proa del barco…’. Alicia Peressutti, con gran sensibilidad, incursiona en el tema dando forma a esta novela de profundo contenido social cuya lectura, sin lugar a dudas, marcará un antes y un después en nuestra mirada frente a la realidad de la trata de personas que estas páginas nos hacen patente.”

Cuando el cielo te llame, por Luis Alberto Luján, Ediciones CC, Villa Nueva, junio de 2008, 272 páginas.
“Luis Luján deja plasmada en su novela ‘Cuando el cielo te llame’ su visión sobre la fina línea delgada que existe entre la vida y la muerte. ¿Qué hay más allá del umbral? ¿Podrá pasar tu vida delante de ti un segundo único e insondable? ¿Cuál será el rostro de la Dama de Negro que besará tu boca en el momento sublime en donde se acorten todas las distancias y se mueran todas las flores? Estos y otros cuestionamientos llevan adelante la trama de la obra cuyo personaje, un policía condecorado por sus actos de servicio, entrega heroicamente su vida negándose a abandonar su cuerpo, en momentos en que la muerte acaricia su rostro, mientras otras dimensiones se abren en ese mundo perplejo al que pertenece.”

Crónicas del Sudeste, por Iván Wielikosielek, llantodemudo, Córdoba, diciembre de 2008, 142 páginas.
“Esta colección de cuentos, notas y entrevistas intenta, mediante el cruce constante entre el género literario y periodístico, una aproximación a ciertos eventos de la llanura; y sobre todo a la reconstrucción de un imaginario. Ese que se aleja de la tradición cotidiana para disolverse en el presente sin historia. Ese que no registra ningún libro de actas entre los acontecimientos de una región y que se interna, un poco más cada día, en el difuso reino del olvido.”

Escuela industrial, por Alejandro Schmidt, Recovecos, Córdoba, octubre de 2008, 50 páginas.
“Lo primero que se evidencia, apenas uno lee los poemas de Escuela industrial, es la dimensión ética en la que se sostiene la poesía de Alejandro Schmidt: los balbuceos, las certezas y los principios de un hombre. La convicción de lo que se es, y el respeto a eso que la poesía –esa Señora, como él ha llamado- da al hombre que la ejerce, a su servidor. El hombre que escribió este libro ha dedicado su vida a ese fervor y da cuenta de ello en poemas reveladores de la condición existencial, tan conmovedores como desolados. Escepticismo cubierto por un fino sentido del humor. Comprensión del mundo dolorosa y resignada, frente a la corrosión, la descomposición de lo humano. Notas de ternura o de ironía que acompañan la soledad de un hombre extrañado frente al mundo. Poemas extraídos de lo cotidiano, puestos para hacer pasar por esas comunes cosas las cuestiones esenciales, hacer poesía con lo que otros esconden o desechan, porque él ha querido que entrara en el poema todo aquello que para otros no ha tenido un lugar. La escuela en este caso. La Escuela del Trabajo, como se la llama también en su ciudad. Leyéndolo, releyéndolo, no puede uno sino recordar que escribir poesía significa sobre todo un modo de ser y de vivir.” Palabras de María Teresa Andruetto.

Los caballos de Isabel, por Marcelo Dughetti, Recovecos, Córdoba, febrero de 2009, 61 páginas.
José Di Marco, ensaya en la contratapa del volumen: “Decir la muerte, testimoniar su presencia indeleble en el flujo mismo de la vida: esa parecer ser la constante obsesión a la que se pliega, con insistencia lúcida, la poesía de Marcelo Dughetti. Para testimoniarla, Dughetti pone a circular en sus poemas una simbología que varía conforme sus diferentes libros. En Donde cayó esta muerta es un pozo; en El monte de los árboles sogueros, un bosque que provee de sogas con las que se ahorcan los miembros de una comunidad innominada; en Los caballos de Isabel, un pájaro que la imaginación de una niña alumbra para exorcizar los demonios que se han apoderado del orbe familiar. En la poesía de Dughetti, la muerte aparece como una experiencia extrema que enfrenta al lenguaje con sus límites y que sólo puede nombrarse al sesgo, con el recurso tropológico de una serie de figuras que provienen de la memoria cultural de la humanidad y tienen su asidero en el origen inmemorial del inconsciente colectivo. Los caballos de Isabel es un libro confesional e intimista, fundamental en el nuevo escenario de la poesía actual.”

La puerta, por Marina Giménez, edición de la autora, Villa María, julio de 2008, 65 páginas.
“Dice Pío Baroja: ‘En lo que se escribe está lo que uno es’. Este libro ha estado entre mis brazos muchos años y quizá justamente por buscar encontrarme, es que hoy quiere abrir sus puertas, espacios, huellas. El miedo todo lo frena, lo estanca. Llegué a pensar que publicar era un acto de soberbia, de vanidad. Que más importante es la acción del escritor en la sociedad, el escritor como palabra activa, como semilla compartida para que otros también accedan a la maravillosa experiencia de crear, o de conocer a través de la literatura, una nueva realidad más vivible. El tiempo fue pasando. Tal vez este presente que golpea fuerte con su silencio, con sus paréntesis y sus huecos sea quien ha creado ésta necesidad de comunicarme. Sabemos que la poesía es un pan diferente y necesario. Que este oficio tan poco productivo, desvalorizado, casi vergonzoso para la sociedad actual, es la herramienta, el vestido con el que venimos al mundo de los poetas. Por eso desde estas páginas sigo aguardando aún muchas respuestas, esperando encontrar en éste recorrido interminable, la palabra exacta.”

El secreto del General, por Alicia Peressutti, Ediciones CC, Villa Nueva, marzo de 2009, 95 páginas.
“¿Podemos remontarnos al siglo XIX y humanizar al Padre de la Patria como una persona tierna, sensible, afectiva? ¿Podemos imaginarlo en noches encendidas de amor? ¿Podemos suponer los preparativos del Gran Ejército entre los duros fríos del sur y el amenazante contexto histórico? (Son los interrogantes que María Battistón, se plantea en la contratapa del volumen). En ‘El secreto del General’, su tercera novela publicada, Alicia Peressutti nos lleva a mirar más allá de la historia contada. Nos propone el juego de liberar nuestra mente y bucear en lo profundo, en la búsqueda del lado más sensible y terrenal del Padre de la Patria. La autora nos conduce por una crónica de amor prohibido entre el general y su amada adolescente casi 2º años menor, quien con su inocencia a flor de piel y sin proponérselo, le roba el sueño en las crudas noches mendocinas provocando pasiones encontradas en la estampa varonil del general, dejando al desnudo su costado más sentimental. ‘El secreto del General’ es un relato de amor oculto fraguado entre tolderías y un ejército multitudinario en plena gestación, donde el lector se incorpora a la historia y logra reconocer a los principales personajes. Peressutti deja un brillante final, donde los interrogantes son más de uno.”


(*) Publicado en EL DIARIO del Centro del País, domingo 07 de junio de 2009.-
Publicar un comentario