martes, 5 de mayo de 2009

Instantánea a un fotógrafo: Entrevista a Hugo Ferreyra

ENTREVISTA A
HUGO FERREYRA
INSTANTÁNEA DE UN FOTÓGRAFO
La fotografía es una de las artes más bellas.
En esta charla, un joven fotógrafo
nos cuenta sobre las particularidades
de la pasión y profesión de la imagen estática.






Un ademán inesperado, algún ceño fruncido, una mirada inocua, o quizás una sombra que se hincha con el paso del sol. Un detalle en el que pocos se detienen, una sesión programada o la tentación de inmortalizarse a uno mismo. Momentos...
Momentos en el que el fotógrafo eterniza todo aquello que capta su tercer ojo. Instantes que recortan realidades. Imágenes que nos posibilitan el análisis, la admiración y comprensión de situaciones.
El fotógrafo, gran artista, nos muestra su punto de vista en cada una de sus piezas iconográficas. Su profesionalismo y su paciencia esperan el instante propicio, el momento justo para lograr la espontaneidad, la frescura de los actos; esa “invisibilidad” de quién nos muestra un cuadro en el que pareciese no estar.
La fotografía es una forma de verdad, nos ayuda a comprender actitudes, nos refresca la memoria, nos deleita con su belleza y nos alimenta el alma.
Hugo Ferreyra alimentó la suya desde niño. En aquel pueblo natal de James Craik, inició su gusto por la imagen estática. Luego, el estudio lo haría frecuentar esta ciudad en donde participó de cursos para ir perfeccionando su pasión. Le siguió Córdoba donde asistió a cursos de profundización sobre Iluminación, Laboratorio B/N, Digital, Retrato, Fotoperiodismo y Documental. Con todas esas armas en su poder, el freelance fue una de sus opciones. Un poco después trabajó en Puntal Villa María y actualmente en El Diario del Centro del País. Sus fotografías fueron publicadas además en medios provinciales reconocidos como La Voz del Interior, Día a Día y La Mañana de Córdoba.
Lo que sigue, es una foto en el espejo, el retrato de una vida, la vida de un fotógrafo.

—Hugo, ¿cómo fueron tus inicios en la fotografía?
—Como un hobby, de chiquito ya tuve mi cámara que compartía con mi hermana, papá era fotógrafo y de a poco me fui apropiando de su equipo… Me gustaba mucho hacer fotos a gente, cosas, lugares… sacaba muchas. Y papá me ayudaba en todo y me enseñó muchísimo. Todo era cuestión de probar, hacer, equivocarme y hacerlo de nuevo.

—¿Te sentís más a gusto con la fotografía a color o con la de blanco y negro?
—Son muy diferentes pero si me das a elegir, me quedo con blanco y negro… siempre. Pienso que la fotografía blanco y negro tiene un alto nivel de información, realismo y muchísima expresión.

—¿En qué influyó en esta tarea el hecho de venirte a vivir a Villa María?
—Influyo en muchos aspectos, por ejemplo la capacitación, el contacto con personas del mismo ámbito, compartir opiniones y experiencias. Aprendes mucho

—¿Cómo podrías definir tu estilo de fotografiar?
—No se cuál sería mi estilo, pero me gusta lograr cierta invisibilidad ante la situación, el entorno o a quien estoy fotografiando; es muy difícil, pero se logra, así podes capturar las cosas con naturalidad. Desde el momento que te parás frente a alguien para hacerle una foto, todo cambia, la persona se siente observada, se inhibe, entonces tenés que lograr cierta confianza, y de repente usar tu cámara.

—Noté que últimamente las imágenes que ilustran las noticias del diario en el que trabajás han acrecentado su valor artístico ¿Qué movilidad o libertad permite la fotografía periodística?
—…Toda la libertad. Uno tiene un arma muy poderosa en su mano cuando se para frente a una manifestación, frente a un político... ante cualquier situación, y el valor que le das, depende de vos, de tu talento. Si bien hoy es difícil definir “arte” pero, sí, la fotografía hoy tiene una buena combinación de arte y libertad.

—¿Qué se necesita para ser un buen fotógrafo?
—Creo que cualquier persona puede hacer fotografías, pero el punto esta de la cámara para atrás, del punto de vista que tengas y lo que vos logres debes defenderlo… tener una mirada atenta ante la realidad, abstraerse y a la vez involucrarse, informarte previamente sobre lo que vas a fotografiar y cuando no tenés esa posibilidad, no dudar animarte y largarte sin miedo ni permiso…

—Has realizado muestras por la ciudad ¿qué repercusiones has tenido? ¿Hay interés de la gente por este tipo de muestras?
—Participé de muestras colectivas, y hasta ahora una muestra personal, y si bien tengo material para más, todavía no es el momento.
Mostrar lo que uno hace es fantástico, la gente se interesa mucho y opina, se sorprende por algo que ni sabia de su existencia y eso es muy gratificante, te hace crecer.
Ver lo que lográs en la gente con una imagen a veces es increíble, y creo que de eso se trata, de lograr “algo” en el otro…

—¿Hacés sólo fotografía digital? ¿Cuáles son las ventajas y posibilidades de ésta en relación con la analógica?
—Lo analógico fueron mis comienzos, y hasta hoy lo sigo haciendo 35mm, b/n, color, diapositivas, nunca voy a dejarlo, tiene otro sabor, hay un abismo entre lo digital y analógico, no siento que sea una mejor que otra, para nada, sólo son diferentes.
Además pienso que el paso por lo analógico es fundamental, sacar las fotos, esperar el revelado, las fotos en papel, laboratorio blanco y negro, revelar vos mismo tus fotos, es buenísimo y lúdico a la vez.
En lo digital si bien tenés la versatilidad de ver automáticamente la foto que sacás y no tener límites de capturas, te lleva a lograr “esa” foto que tenés en mente pero aún así, sigue siendo una imitación a la película.

—¿Una meta?
—Lograr con mis fotografías cambiar una realidad, ayudar de algún modo a una causa, hacer un aporte, grande o pequeño, pero lograr algo al fin.
No sólo que una serie de fotos den a conocer una realidad, sino, a través de éstas mismas fotos, cambiar esa realidad, para bien.




- + - + - + - + - + - + -
HUGO VICENTE FERREYRA rápido
Nació en James Craik. Siempre gustó de la fotografía, pasión que compartía en su familia. En 2000 estudió en Bellas Artes. Luego se perfeccionó en Córdoba. Trabajó de manera freelance y posteriormente en el diario Puntal Villa María. En la actualidad hace fotografías y colaboraciones generales en El Diario del Centro del País. Junto a dos fotógrafos armó Mano Negra Photos Agency, una agencia de fotoperiodismo independiente en el que ya han vendido algunas producciones al exterior. En Villa María es Director del área de fotografía de la productora local Fotograma Producciones Audiovisuales (Bv. España 310, oficina 1). Contacto:(0353) 154191181 - http://www.flickr.com/photos/vicente-salvatierra/.




(*) Publicado en revista cultural Nativa, Villa María. Año 5, Edición Nº29, abril de 2009.-
Publicar un comentario