domingo, 19 de agosto de 2007

Valentina Morello - Títeres

EN LOS TÍTERES COMO EN LA VIDA
REPORTAJE A VALENTINA MORELLO


“Estos son los títeres de Valentina /
que vienen a hacernos sonreír //
con sorpresas, magia y mucha alegría /
será un gran momento a compartir.”


Lanas, retazos, pasta de papel, pinturas, colores, música... estos parecen algunos de los componentes de la argamasa de la alegría. Valentina Morello, lo sabe muy bien, es por ello que en su actividad de profesora y titiretera emplea un sinfín de recursos en pos de ese objetivo.
Nada más sustancial que el epígrafe que inicia esta nota para entender la esencia de su ardua pero feliz tarea. Las estrofas pertenecen a los primeros segundos de un disco presentado recientemente, producido por Gustavo Rovira y en el que se desplegan un abanico de estilos para acompañar los distintos espectáculos que se realizan.
EL DIARIO Cultura se contactó con Valentina, responsable de la Escuela Municipal de Títeres “Héctor Di Mauro”, para que nos cuente sobre todas las aristas que encierra, o mejor aún, que “libera” esta actividad.

- ¿Desde cuando hace que te dedicas a esta gran tarea para chicos?
- No se exactamente cuanto hace que me dedico a los títeres, algo menos que la edad de mi hija mayor, Malena que tiene nueve años, eso en mi etapa última; pero desde chiquita fui educada en una escuela rural donde la maestra era mi mamá Delia, usaba a los títeres como recurso educativo y recreativo. No creas que me acuerdo claramente todo lo que te digo de mi infancia, pero con cosas que estoy averiguando se que siempre estuve en contacto con los muñecos. Es más hace poco me enteré que el primer teatro del que forme parte en mi infancia se llamaba “Arlequín”, mi papá empezó a hacer títeres para sus nietos y yo me mantuve un tiempo como espectadora, un día le pedí la valija y ya nunca mas la devolví... mejor sí, pero vacía.

- ¿Quiénes trabajan y cuál es la finalidad de la Escuela Municipal de Teatro de Títeres “Héctor Di Mauro?
- La escuela de teatro de títeres “Héctor Di Mauro”, comenzó funcionando en el Teatro Lorca, para niños y adultos, después los talleres se dictaron en escuelas primarias y jardines y en algún momento en barrios. Ahora, estoy trabajando con discapacitados visuales en el centro “Enrique Elisalde”. En agosto comenzaba un taller parta adultos docentes o futuros titiriteros y se debió postergar para el año que viene porque no puedo dar clases por un tiempo porque tengo un problema en una cuerda vocal, nada serio. La finalidad es llegar con este maravilloso arte de los muñecos a la gente, ya sea con funciones o con talleres. Es un continuo intercambio, de experiencias. Quien trabaja en este proyecto soy yo como coordinadora y el apoyo constante de la dirección de cultura de la Universidad Popular que es de donde depende la escuela, Gerardo Russo como presidente de la U.P. y Ruben Rüedi el Director del área de Cultura, y las instituciones que nos abres sus puertas.

- ¿Quiénes son los personajes que integran el staff de títeres?
- Personajes hay muchos según las obras, pero generalmente hay malos, desobedientes, buenos y maneras de llegar a que los mismos se entiendan y acuerden, como en la vida real. Me gusta mostrar la realidad y que los niños se identifiquen con quien quieran, mostrarles que todo puede resolverse hasta que un viento que se convirtió en diablo con los besos de los niños vuelva ser viento.

- ¿A dónde han realizado presentaciones?
- Las presentaciones se han realizado según como se haya trabajado. En las escuelas se trabaja teniendo en cuenta el proceso y no tanto el producto, utilizando el títere como herramienta en el proceso educativo del taller, el muñeco como una parte integradora de distintos saberes, música, plástica, literatura y más. Se representa en las aulas o escuelas. Cuando se han realizado talleres con adultos, se ha trabajado en escuelas y barrios principalmente. Con respecto al taller con discapacitados visuales adultos, se presentaron sus trabajos plásticos en la feria del libro y el proceso mediante fotos de ellos elaborando sus muñecos y haciendo otras actividades del taller, como actividades de expresión, manipulación. Nos queda pendiente la representación de una obra que estamos preparando, y que se ve interrumpida por mi licencia.

- Contanos cómo surgió la idea de grabar un disco con música propia, que sirva de base para las presentaciones de los títeres.
- Con respecto a la parte musical, deberías hablar con el productor, Gustavo Rovira; la idea surgió de una necesidad de musicalizar las obras y con un músico tan talentoso en casa como no iba a tener música propia (risas). El desafío de los géneros es su mérito, y las letras son de él y mías, algunas se trabajaron en base a las obras y otras en conjunto. Los invitados también los eligió Gustavo, yo de música no entiendo nada.

- ¿Qué impresión te llevaste de los visitantes a la feria del libro que recorrieron tu stand?
- Lo que me pasó en la feria del libro fue maravilloso, descubrí que la ciudad está llena de adultos que gustan de los títeres y quieren hacer, es mas se anotó mucha gente para el taller que iba a empezar en agosto y tuvimos que pasar para el próximo año, por mi licencia.

- ¿Estás satisfecha con el trabajo logrado hasta el momento?
- Estoy muy satisfecha con mi trabajo, me permito crecer, aprender cada día, me junto hace unos años todos los noviembres con titiriteros del mundo en un encuentro que se realiza hace 12 años en Cosquín, vemos espectáculos y tomamos talleres siempre diferentes, es un intercambio imperdible. Y por supuesto el aprendizaje más grande es el que me llega del público, cada sonrisa, cada respuesta, son indispensables, niños y adultos.

- ¿Cuáles son los nuevos proyectos?
- Por ahora, dos proyectos importantes, uno apresurado, es un espectáculo sin voz, pantomimas, para no dejar de trabajar, es todo un desafío, quiero hacerlo. No quiero que mis muñecos duerman durante mi licencia que no sé cuanto va a durar, mi voz no puede limitarme. Otro es un espectáculo para adultos, algo para presentar en distintos lugares, cuando esté te lo cuento todavÍa le falta cocción, también es un proyecto compartido con Gustavo.

-¿Qué significan los títeres en tu vida? ¿Y los niños?
- Nunca me pregunte que significan en mi vida los títeres, pero me encontré llorando cuando me mandaron a cerrar la boca, sentí que no quería dejarlos ni por un ratito, de ahí el proyecto del el espectáculo de pantomimas. Descubrí lo importante que son para mí, si bien cuando tengo mucho laburo estoy agotada aparte de una pasión es un laburo. Con respecto a los niños hay dos Cristobal y Malena, mis hijos que son mi motor, mi pilar, mi vida y los demás los que me permiten hacer lo que elegí, los que me enseñan que hacer con mis muñecos y los que se dejan sorprender.

- ¿Qué mensaje quisieras transmitirles a los niños? ¿Y a los padres?
- A los niños les quiero trasmitir lo que ellos puedan ver en cada muñeco, los títeres representan la vida, no me gustan los mensajes directos prefiero que los niños descubran, yo trabajo siempre con los niños no para los niños, mis obras son interactivas cien por cien. Me gustan los niños que saltan porque se metieron en la obra, igual para los padres, abuelos y otros adultos, la semana pasada una abuela después de la presentación del disco me dijo cosas maravillosas, eso quiero... que la gente viva mis historias.
(*) Publicado en EL DIARIO DEL CENTRO DEL PAÍS, el domingo 19 de agosto de 2007.-
Publicar un comentario