domingo, 18 de marzo de 2007

Festival de Cine Mar del Plata 2007

MIRADAS sobre el
22º FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE
MAR DEL PLATA 2007


Dentro de unas cuantas horas más dará fin uno de los eventos culturales más importantes que se celebra en la ciudad de Mar del Plata durante ya más de 20 ediciones. Otra vez la “ciudad feliz” recibió a los cinéfilos, y al público en general, de todas partes. Durante 10 días ininterrumpidos todas las salas cinematográficas se colmaron para apreciar multiplicidad de trabajos que, como en la intro animada que se presenta antes de cada filme, desembarcaron para aglutinar en un núcleo convocante los diferentes estilos, estéticas, formas y cuanta característica pueda ocurrírsele para el deleite de nuestro paladar visual.
Este año encontramos, con gran felicidad, dos puntos que merecen destacarse para los villamarienses; por un lado y por tercera vez consecutiva, un contingente de más de medio centenar de alumnos y docentes de la Universidad Nacional de Villa María de la carrera Lic. En Diseño y Producción Audiovisual, se dieron cita en esa ciudad turística con el objeto de apreciar nuevas experiencias audiovisuales, generar contactos de vital interés y porqué no, disfrutar de la playa y el mar. En segunda instancia, destacar la presencia del documental EL MULA del cineasta y periodista de este medio Sergio Stocchero, que durante tres funciones a sala completa le mostró y demostró al público que es posible realizar producciones de muy buen nivel generadas desde el interior del interior, más precisamente de nuestra Villa María. Este aspecto sin duda es un aliciente para alumnos como los que hoy regresan a Villa María cargados de satisfacción y nuevas ideas para sus proyectos.
No nos queda la menor duda de que en un futuro no muy lejano serán ellos los protagonistas de esta película que hoy les toca observar; por lo pronto ya han tomado una postura totalmente activa al comentarnos sus impresiones del evento y que quieren compartir con ustedes.
Hoy cierra el Festival Internacional de Cine, pero a la vez es una nueva apertura; porque cada vez nuestra gente se acerca más a la industria del cine mundial… para representar nuestro pueblo y país, y eso señores hay que celebrarlo. ¡Salud!

Darío Falconi



EL CINE TE VUELVE A HACER FELÍZ
Por Maria Victoria Borghello


Es la frase que se escucha antes de que empiece cada película que se presenta en esta 22º Edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. La primera impresión que sentí al escucharla fue que la felicidad no solamente se encuentra en el cine, y además uno puede sentarse en la butaca de esa sala siendo FELIZ. Pero luego de visualizar varias películas me di cuenta que en realidad los organizadores no se equivocaban con este slogan, sino que lo empecé a sentir como el pensamiento esencial para esperar el primer fotograma, de ese mundo en el que el espectador pasará a formar parte mientras dure la proyección. Y es justo allí donde aparecen las emociones, los conflictos, las luchas internas, las sociales, pero lo que en ninguna falta es la intención de un cambio. Ese cambio indica movimiento, futuro, esperanza y también y casi como un destino ineludible la FELICIDAD como es en el caso de los ficcionales que los protagonistas arriban a su meta y en los documentales esa FELICIDAD se da al encontrar en el cine un espacio donde compartir distintas realidades y compartirlas. Y termino entendiendo claramente que un festival es mucho más que intercambio de culturas, encuentro con personalidades del oficio, intercambio de conocimiento, críticas y opiniones, es un “refugio” abierto de producción cultural cuyo objetivo es la FELICIDAD.



ENTRE IDAS Y VENIDAS
Por Alejandra Medina


Entre idas y venidas,
muchas caminatas,
esperar para conseguir entradas,
“AGOTADAS”…la palabra agotada,
conocer gente con estilo propio y aquellos que se creen ser del estilo Spilberg
Conferencias, clases magistrales, charlas debates, ficción, documental y sigue una larga lista.
Pero entre tanto alboroto un suspiro,
Y sin olvidar la inmensidad del mar
Y nuestra propia naturaleza tratamos de encontrar causas y consecuencias.
Para tratar de resumir todas las historias, imágenes y sonidos, de esta forma asimilar todo lo que se vivió y vio para asimilar a la vida cotidiana
“esa ficción que algo tiene de verdad”.



LA TOLERANCIA HACIA LA DIVERSIDAD
Por Robinson Ríos

Es comprensible entender que en un festival del nivel y del prestigio como tiene este FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE MAR DEL PLATA, exista para el gusto del espectador, un amplio margen de películas que no sólo se percibe en su numero, mas de 200, o en sus géneros, sino también en conceptos que van mas allá de cualquier estructura o estética tradicional. Muchos de los espectadores pueden no ser cinéfilos o personas relacionadas al mundo de lo audiovisual, pero como cualquiera de estos, hace su critica o análisis con respecto a tal o cual film y como pasa en la mayoría de los casos, especialmente este año, la libertad y tranquilidad de decidir que película ver y porque, no esta a la orden del día. Se corre para conseguir una entrada y en algunos casos solo queda un pequeño tiempo para leer algunas de las sinopsis de las películas de cada jornada, las cuales en muchos casos no aportan demasiado a nuestra finalmente sabia decisión.
Y ahí estamos, frente a una gran pantalla que nos muestra una joya del cine ruso, un extraño pero muy interesante film japonés, una sencilla película de amor cubana o un film que sin importar su procedencia, produce cada segundo que transcurre, la misma idea en los espectadores, ¿Qué estamos viendo?, ¿acaso nos confundimos de cine y entramos a uno que no pasa películas que están dentro del festival?, ante el disgusto, aburrimiento, incomprensión o simplemente duda de creer que efectivamente nos confundimos, nos ponemos de pie y nos retiramos de la sala, cuando aun faltan varios minutos para que culmine la película.
Pero, estimados lectores, efectivamente la película de la que nos retiramos, forma parte de la selección y programación del festival, y aunque nos pese, nos parezca injusto o en algunos casos, un error gravísimo, que podemos entender como mal gusto y degradación para la organización de nuestro festival, tienen su lugar de proyección y con el tiempo (corto o argo) pueden convertirse en películas de culto, que la gente en un primer momento no comprendió.
¿Quién puede decir, esto no es cine señores? ¿Quién puede decir que la filmación de un hombre sentado frente a un par de cámaras y leyendo un texto durante mas de 60 minutos, no puede convertirse en un film que recorra el mundo de festival en festival?



TRANSFORMANDO ESPÍRITUS
Por Luis Negretti
Si nos preguntamos porqué venimos a Mar del Plata por tercera vez consecutiva, la respuesta es variada. En primer lugar porque queremos seguir mostrando al resto del país y porque no del mundo que en el interior del interior de Argentina, en una ciudad que muchos desconocen existe una pequeña comunidad de teóricos y prácticos del fenómeno audiovisual. Nuestra responsabilidad para con nuestros futuros egresados es la de instalarlos y presentarlos en sociedad. Cincuenta miembros de esa comunidad que forma parte de la UNVM se desparraman durante tres días en toda la ciudad viendo producciones que no verán en ningún otro lugar y participando de cuanta actividad de divulgación se proponga, todos luciendo orgullosos sus credenciales que los identifica con la institución a la que pertenecen. En segundo lugar, y mucho más importante, es invalorable verles las caras y los cuerpos cansados por el trajín, pero el espíritu completo y transformado porque la Universidad (que independiente y muy lejos de su burocracia) los ayuda a cumplir uno de los objetivos: alentarlos en la búsqueda de la VERDAD, EL BIEN Y LA BELLEZA.



(*) Publicado en EL DIARIO DEL CENTRO DEL PAÍS, el domingo 18 de marzo de 2007.-
Publicar un comentario