domingo, 17 de septiembre de 2006

Lavidalabal - Banda de Rock de Oliva

LAVIDALABAL
Delirios de rock and roll


Por Robinson Ríos y Darío Falconi


Las gastadas lámparas mostraban en penumbras aquella calle de la ciudad de Oliva, a mitad de camino esperaban nuestra llegada casi media docena de siluetas que compartían alguna bebida. Eran cerca de las 22 y un frío contacto con aquel envase espumeante fue nuestro mejor recibimiento; no por el objeto en sí, sino por el gesto. A partir de allí sólo nos quedaba disfrutar del momento y socavar en los rincones más ínfimos de locura y delirios de rock de LAVIDALABAL. Estos muchachos que quieren seguir respirando nuevos aires por escenarios de la región, mostrando como el rock es capaz de hermanarse con tantos ritmos bajo los mismos instrumentos.
Delirio mencionábamos antes, eso es LAVIDALABAL, eso es su música y su forma de mostrarnos como su química se fusiona en cada acorde de guitarra o en cada nota que ejecutan. Los ritmos de Jimi Hendrix, Johnny Winter y principalmente de Pappo Napolitano son algunas de sus tantas influencias, que atraviesan su música enriqueciendo el producto final.
Gastón Nigro (líder, voz y guitarra de la banda) toma la decisión de iniciar con nuestra charla, para ello nos invita a pasar a su casa. Ahí entre algunos acordes de Led Zeppelin que aclimatan la atmósfera, tragos y algo mas que recuerdos, iniciamos esta imperdible y anecdótica charla pensada solo para el gozo de ustedes, nuestros lectores.


- LAVIDALABAL, ¿hay otro nombre que defina mejor a una banda de Oliva?
- Todos: No.
- Gastón: Acá el contagio con la locura es diario, por el hospital, por toda la gente que trabaja ahí y por todo el contacto que tiene uno con la gente de la ciudad. Cuando nos preguntábamos como se iba a llamar la banda y propusimos LAVIDALABAL, dijimos que ya estaba. Fue un nombre muy glorioso para nosotros, porque a parte se sabía que algo iba a pasar, como por ejemplo, tocar cuando no existían bandas que tocaran. Cuando nos presentábamos las primeras veces eran un boom y era lo que le hacía falta a la gente. No es la movida que hay de rock and roll de ahora donde tenés miles de bandas; en esa época tocar hacía reventar el bar. (...) Era una sensación de vernos a nosotros tocar y ver a la gente que disfrutaba con lo que le hacíamos escuchar. La primera vez que tocábamos, mi hermana llegó tarde y no pudo entrar, nos escuchó de afuera. Para nosotros eso era algo muy fuerte.

-Han pasado más de diez años desde ese punto de partida, ¿cómo ven ese periplo hasta llegar a la actualidad?
- Alejandro: Iniciamos por aquel tiempo, no hubo una idea de formar un grupo, en realidad nos juntamos a tocar, a zapar y de ahí surgió. En la época en que tocábamos se creó una muy buena onda con la banda, el bar se llenaba, se ponía hasta el tope y bueno de ahí no paramos más. De aquel entonces hasta ahora, cambiamos, yo creemos que algo debemos haber mejorado, ¿no? (risas). No sé si da para porfiarle tanto tiempo.
-Gastón: Se nota una evolución por el solo hecho de componer, porque en realidad siempre fuimos una banda de covers, más allá de algunos temas que se han hecho con Gonzalo (Gómez, líder de GOGO BLUES, ver EL DIARIO CULTURA Nº 91 del 19/02/2006) en el principio fueron los temas que quedaron en la banda y recién ahora empezamos a componer de nuevo. Lo que pasa es que la banda tuvo muchos impasses, nosotros (se refiere a él y González) nos fuimos por cinco años a Bolivia, yo venía todos los años y cada vez que volvíamos tocábamos; pero en realidad como banda tuvo varios años que nos juntábamos a tocar de vez en cuando. Por ahí si hubiese sido constante, en este momento podría haber un par de discos, pero no se dio por esto.

-¿Cómo trabajan ustedes con la composición de las canciones?
-Gastón: Generalmente se tocan, se zapan los temas, las bases que salen mientras tocamos o cuando nos juntamos a ensayar en la casa de nuestro gran amigo “Manguera” (Gabriel Guevara).
-Alejandro: Las letras generalmente son situaciones, mambos compartidos que vivimos todos juntos y son cosas en que nos c... de risa o a veces no.
-Gastón: Ahora se abrió un poco más el tema de la composición cuando entró Chucho, porque entre guitarristas hay otra onda; con él nos juntamos y podemos armar temas, ya que es bueno que el otro piense diferente también. Antes, tocando solo era medio difícil componer, se me complicaba. La cuestión es largar con los temas, después, los terminamos entre todos.

-Recién hablaste de “Manguera”, prócer de la música en Oliva.
-Gastón: Prócer. Siempre lo invitamos a cantar al amigo, canta, se equivoca, se cae; yo no sé la palabra, pero es uni... uni algo.
-Adrián: Gracias a él que nos abrió la puerta de su casa para los ensayos todos estos años, porque es muy difícil conseguir lugar.
-Gastón: Cada banda tiene su piecita para ensayar, pero obviamente sólo nosotros podemos tener un amigo tan especial, porque esto no pasa en todos lados ni en cada banda y yo creo que hay un solo “Manguera” en la historia de la humanidad, y lo tenemos nosotros.
-Chucho: En ningún lado hay un lugar que en cualquier día y en cualquier momento cuando quieras tocar esté abierto; no hay horarios ni días.

-¿Alguno de ustedes estudió música?
-Adrián: Yo estudié un año con un profesor de La Colmena.
-Chucho: Yo estuve un mes de Luis Allberto “Chevy” Súarez.
-Gastón: Yo estudié con Súarez, también con Gonzalo Gómez. El aprendizaje es de acuerdo a lo que vos querés, yo aprendí mucho de Omar Egea, un tipo que me ha explicado cosas y lo que iba más allá era lo que yo veía que él tocaba, ahí realmente aprendía. El tema de aprender no se basa en un conservatorio, si no en guitarristas y músicos que vos ves y escuchás, en discos de blues, que son las cosas que realmente te enseñan.

-¿Qué genero musical cultivan?
-Gastón: Nosotros hacemos música, a mí nunca me gustó encasillarme en algo, decir que uno hace rock urbano, rock callejero; siempre te quieren poner un título. Hacemos música, porque tenemos ska, blues, de todo un poco. En los ensayos tocamos cuartetos, tangos, de todo.
-Adrián: Últimamente hay una gran variedad, estamos tocando muchas canciones que por ahí en algún momento no hemos tocado.

-Suponemos que como grupo humano deben recibir y hacerse críticas, ¿cómo las toman?
-Adrián: Ahora que decís crítica, me hacés acordar a “Manguera”, que es nuestro crítico más letal y agudo, que nos dice las cosas como son.
-Gastón: Imaginate, hace 11 años que tocamos en la casa de él, ¿qué crítica puede hacer, qué lo puede sorprender?, nada, absolutamente nada. Algunas cosas, pero es muy difícil. La crítica de la gente, no nos importa mucho, pero más allá de que nos hayan cerrado un par de puertas, se abrieron otras mucho mejores, y es como si te dijeran, “acá estás al pedo”. Entonces no hay que estar al pedo en un lugar, es preferible estar en otro lugar probando, viendo, que te acepten o no, pero por lo menos no estar al pedo, que eso es bueno.

-¿Han teloneado alguna gran banda o tocan solos?
- Gastón: No, generalmente cuando vamos a Córdoba, que no vamos mucho porque nos tratan mucho mejor en los pueblos, tocamos con bandas de allá; esa es la idea, conectarse, a parte las bandas de allá llevan gente. Acá en Oliva, tocamos con bandas de amigos, todas las que están acá.
-Alejandro: Eso es muy cierto, nos tratan mejor en los pueblos.

-Teniendo en cuenta que la música no es muchas veces una empresa redituable, ¿cómo se las arreglan para sobrevivir?
-Chucho: Esto no es un negocio para nosotros.
-Alejandro: Cada cual tiene su laburo y nos dedicamos a otras cosas.
-Gastón: Es un hobby, lo único que me dijeron alguna vez y que no se me borró nunca, es que lo copado de la música es que hay que estar siempre por que en algún momento se va a dar.

- Acá en Oliva, ¿cómo ven la movida, la hay, cómo es?
-Chucho: Oliva es mágico, lo que hay acá no hay en ningún lado del país. Cuando tocamos es único, por más que sea para dos mil millones de personas en cualquier lado, cuando tocamos en Oliva estamos tocando en el mejor lugar.

-Una o dos veces al año se realiza el Festival de Rock Solidario en Oliva, ¿cómo lo ven ustedes?
-Alejandro: Me parece magnífico, yo lo que quiero y lo que espero es que la gente vaya. Se lo merecen los chicos que organizan, Mario (Cena) y Juan (Albera), se lo merecen las bandas que vienen de todos lados y nosotros también lo merecemos; Oliva también se lo merece.
-Gastón: Y la gente también se lo merece.
-Adrián: Sobre todo que apoyen mucho porque todo lo que se recauda, va para los comedores, para los chicos carenciados puedan comer.
-Gastón: Lo copado es que mucha gente colabora sin ir. Lo que sucedió en el Festival pasado, es que por ahí la gente no se quiere quedar a ver diez bandas, no lo necesita o no le cae bien, amén de eso, van y ponen dos alimentos.

-¿Qué público creen que va a ver a LAVIDALABAL?
-Gastón: Son todos rockanrolleros, los amigotes nuestros son rockeros y los pendejos que nos van a ver. He notado que los changuitos que recién están armando bandas les gusta vernos, porque por ahí se ven ellos en un futuro. Eso nos ha pasado a todos nosotros cuando éramos más chicos; al final es mucho más copado ver porque ahí aprendés y...
-Alejandro: Tenés tu referente.

-Finalmente, ¿qué es lo que intentan transmitirle a la gente?
-Adrián: Yo creo que es más energía que otra cosa, las letras no son poemas para nada. Esto también hace que todavía estemos tocando juntos.
-Gastón: Lo que se transmite en este momento es mucha música, no sólo la historia de las letras, ni que lo que interpretás de lo que uno dice; hay mucha música y más ahora que somos cinco, que se ha formado otra banda y una nueva propuesta.



FICHA TÉCNICA:
Nombre de la banda: LAVIDALABAL
Inicios: 1995
Localidad: Oliva (Cba.)
Integrantes:
Gastón Nigro (34), guitarra y voz.
Alejandro Arguello (28), batería.
Juan Ignacio Buompadre (27), guitarra.
Adrián Issolio (30), bajo.
Marta Rodríguez, coros.
Tipo de música: rock / blues
Info de contacto:
Tel.: (03532) 15497112 – (03532) 420251 – (0351) 15684399
info@lavidalabal.com.ar
www.lavidalabal.com.ar


BLUES DE LA RUTA
Letra y música: Nigro / Buompadre

Viajando en el camión
Respirando nuevos aires por ahí
La ruta tiene cara
De un mundo sin fin
Las plantas del desierto
Con los brazos abiertos.

El ruido del motor
Te acelera el corazón
Tu carga de ilusión
Va cantando esta canción
Ese es mi destino
Ser el brujo del camino.

Hay que viajar y viajar
Seguir y seguir
Llegar y llegar
Dormir por ahí
Este blues no tiene fin.


LA VIDALERA
Letra y música: Gastón Nigro

Mi nena baila rock and roll
Mi nena baila y canta blues
Viene en el limbo
Quiere volar
Mi nena baila para matar.

Mucho tiempo en la pista
Y escenarios de rock
Pantalones de cuero
Y un poco de blues
Esos antros espesos
La vieron pasar
Mi nena baila para matar.
(*) Publicado en EL DIARIO DEL CENTRO DEL PAÍS, el domingo 17 de setiembre de 2006.-
Publicar un comentario