domingo, 24 de septiembre de 2006

Diego Guyón - Fotógrafo

DE FORMAS Y SOMBRAS
Entrevista con premiado fotógrafo local




La fotografía vuelve ha ocupar nuestras páginas, esta vez para conocer de una manera más acabada lo que piensa uno de los jóvenes que está dejando a nuestra ciudad muy bien posicionada. Nos referimos a Diego Guyón, que recientemente obtuvo el primer lugar en uno de los certámenes nacionales de fotografía. Una actividad que en nuestra ciudad y al decir de Diego está un poco ‘cerrada’; ese sentimiento fue compartido por otro fotógrafo como lo es Facundo Costa, cuando en la edición Nº 101 de nuestro suplemento nos dijo, “siento que mi trabajo no es valorado en absoluto en esta ciudad. La fotografía acá está hiper subestimada (…)”. Habrá que ir pensando de qué manera, desde cada uno de los ámbitos, se puede ir aportando el granito de arena que esta manifestación cultural necesita.
Además de la actividad de inmortalizar los mejores momentos ante los lentes de una cámara, Diego es aficionado a la música, aunque debe ganarse la vida como empleado para lograr su sustento y poder dar rienda suelta a su talento tanto en lo que a la imagen y sonido respecta. Fue estudiante de la Licenciatura en Diseño y Producción de Imagen de la UNVM, aunque debió abandonar por cuestiones laborales.
Reproducimos a continuación la fotografía ganadora y parte de la charla que mantuvimos con él para ilustrarnos brevemente su actividad cultural.


– ¿Cómo fue la idea de presentarse a ese concurso? ¿ya te habías presentado a otros?
– La idea de presentarme surgió cuando un domingo haciendo zapping, vi el programa Colectivo Imaginario en donde hablaban sobre el concurso, presté atención a las condiciones y me interesó mucho por la idea de que la foto había que mandarla por mail en archivo adjunto, lo que facilitaba el envío. El concurso se denominó "fotos redondas" y consistía básicamente en que el objetivo fuera que hubiese objetos redondos. Tengo alguna incursión en otros concursos, por ejemplo, el primero en el que participé fue el año pasado cuando viajamos a San Marcos Sierras con el grupo de Foto/Espacio F5 e hicieron un concurso interno con las fotos del viaje; allí recibí la primera mención. Luego participé del 1º Concurso Regional de Fotografia -comisión por la memoria, la verdad y la identidad, organizado por INESCER; ahí obtuve el tercer premio. Finalmente el más importante es este que fue por una convocatoria a nivel nacional.

– ¿Quienes podían participar de ese concurso? ¿Cuantas fotos se podían mandar?
– Estaba dirigido a todos los fotógrafos aficionados, se dividía en dos categorías “blanco y negro” y “color”; pero sólo se podía mandar una foto por categoría. En mi caso mandé una sola para la primera categoría y no podía repetir la misma en color, debía presentar distintas producciones.

– ¿Cómo es la historia de esa fotografía que presentaste?
– La foto no tiene nombre, había que mandarla sin título. La toma original la tenía hecha del año pasado y estuve un mes viendo que podía sacar para el concurso. Revisé una carpeta que tengo con fotos de archivos, de cuando hice el curso que te mencioné, vi esa foto y se me vino la idea de presentarla, aunque la tenía hecha en negativo. Como al otro día era el cierre del concurso, tomé la cámara digital, fui a la casa de mi abuela (que es donde se encuentra la llanta) busqué si todavía estaba, y sí, efectivamente todavía se encontraba en el lugar. Como siempre voy a almorzar, era la misma hora que la toma anterior y por ende una luz similar, así que tome la foto, la convertí a blanco y negro y la mandé... y gané (risas).

– ¿Qué formaciones tenés en la fotografía?
– Mi primera experiencia fue en cuarto año de la secundaria, en un taller que dictó Felipe Coggiola, luego comencé la Lic. en Diseño y Producción de Imagen donde la cátedra de Fotografía la dictaba Adelqui Pellegrino, allá por 1997 cuando la UNVM abrió las puertas a la comunidad. En lo personal me estaba yendo muy pobre y estuve inactivo hasta el año pasado cuando me interesó un taller de fotografía creativa (nivel avanzado), dictado por Juan José Oddino en Foto/Espacio F5. Realmente debo reconocer que me ayudó muchísimo. Después, durante el curso hice un seminario auspiciado por Kodak profesional y organizado por el mismo espacio, el tema fue Composición, color y paisaje urbano, dictado por Vicente Viola y hasta la fecha, me estoy interiorizando sólo leyendo y demás. Ahora en el mes de noviembre participaré de una muestra colectiva con dos producciones sobre los valles calchaquíes del viaje que realizamos con un grupo de profesionales y aficionados también organizado por FOTO/ESPACIO F5 que se va a realizar en el "El imaginario" del 3 al 12 de dicho mes. Esta actividad, que se realizará en Villa María, va a ser una movida fotográfica a pura fotografía, con muestras, seminarios etc. de fotógrafos del interior del país y obviamente de acá.

– Fuiste alumno de la Lic. En Diseño, ¿te faltaba mucho para terminar la carrera?
– Me faltaban alrededor de 13 materias con talleres incluidos; es una lástima el haber dejado de estudiar pero por temas laborales debí abandonar, cuando trabajás se hace casi imposible continuar regularmente con los estudios, no te dan los horarios.

– ¿Creés que en Villa María hay buenos profesionales en la fotografía?
– Mirá, fotógrafos hay y buenos, no puedo opinar, por que no se ve mucho los materiales de cada uno, no se ven las muestras, o no se realizan. Considero que todavía está muy cerrado el tema de poder exponer en Villa María, porque además no hay el apoyo necesario hacia ese tipo de arte.

– ¿Quiénes creés que deben aportar para que esta manifestación se abra?
– Creo que desde la parte de Cultura de la Municipalidad, es la primera que debe hacer algo para que cada artista tenga un lugar y el apoyo económico que por ahí se merece, no digo esto para que cualquiera lo haga, pero sí creo que hay artistas que ya están consolidados a nivel nacional y no tienen ni un mínimo de apoyo.

– Lo que decís es muy cierto, pero no sólo es aplicable a la fotografía, sino que abarca todas las manifestaciones culturales, la fotografía, la música...
– Sí, mirá, hablo prácticamente desde la música. Yo en fotografía recién hace un año que estoy pero cuando tocaba, siempre fue difícil, y no hay nadie que apoye, es todo a pulmón. Es como que a nadie le interesara la cultura en Villa María, y hay gente muy capaz, en pintura, fotografía y ni hablar en la música.

– ¿Qué pasó con tu banda de rock?
– Hace como cinco años desertamos, fue un hobby que tuvimos, pero le seguimos dando en casa, sólo.
(*) Publicado en EL DIARIO DEL CENTRO DEL PAÍS, el domingo 24 de setiembre de 2006.-
Publicar un comentario