domingo, 26 de febrero de 2006

Rolling Stones en River - 23 de Febrero de 2006

EMPAPADOS DE ROCK
Un villamariense con THE ROLLING STONES

River Plate, Jueves 23 de Febrero de 2006


Los Rolling Stones ya se fueron del país, pero nadie de los que estuvimos ahí vamos a olvidar esa última noche en River Plate. Aquí la palabra “última” connota dos significados, por un lado fue el cierre de sus dos presentaciones en Argentina; por el otro, nos queda el interrogante si será la última vez que los veamos a todos ellos arriba de un escenario argentino. Si bien Mick Jagger, en su show debut vaticinó un “hasta la próxima”, un gran porcentaje de fans estima que por la edad de estos dinosaurios del rock, la enfermedad de Charlie Watts y calculando un promedio con los años de sus dos visitas anteriores, esta es la despedida.
Llovía. ¡Y como llovía! Parecía que Dios (el que atiende en Buenos Aires), nos hubiese puesto a prueba desenrollando un manto grisáceo y pesado sobre nuestras sienes y preparando su dedo en el pulsador para accionarlo en el mejor momento.
El escenario, de sesenta metros de largo, estaba desplegado contra uno de los arcos ocupando hasta el mínimo espacio posible, en pos de lograr más intersticios para los espectadores. Había también una pasarela que conectaba a un mini estadio B en el centro de la cancha. La escenografía era pobre, en comparación con anteriores puestas en escena, pero reflexionando un poco me respondí que más no les hace falta. Se erigían a los costados del medio del campo, dos torres de sonido que aseguraban el audio para los sectores populares. La iluminación consistía en 500 luces fijas y 150 móviles.
El paso de los teloneros podría resumirse en un efímero show de LA 25, una tranquilo performance de LAS PELOTAS y un espectacular cierre con LOS PIOJOS.
Pasadas las 21:30, mientras el agua seguía golpeando y el viento calando nuestros huesos, el público comenzó a aplaudir y reclamar a los STONES. Fue así que a las 21:56, la música de fondo se acalló, las luces del estadio se adormecieron y la pantalla gigante de veinte metros por doce, junto a las dos pantallas laterales más pequeñas, reprodujeron una alternativa stone a la teoría del inicio del universo. Una explosión abrió el paso para que Keith Richards nos introdujera nada más y nada menos que con JUMPIN’ JACK FLASH y el público estalló.
Mick Jagger calzaba un sombrero y un impermeable hasta los pies, y se movía como lo hizo siempre, con un estado físico que ni con treinta años menos puedo imitar. Culminado los primeros temas, su majestad consultó en su castellano un poco rudimentario “¿Están calientes? ¡Ok! Ésta noche nos ducharemos juntos”, y cumplió la palabra; excepto por la batería y los instrumentos de viento, todos se estaban empapando. ¿Cree usted que con más de sesenta años y con la fortuna que tiene cada miembro de grupo, necesitan mojarse como lo hicieron durante dos horas?
Seguidamente una batería de éxitos se interpretaron sin respiros, así pasaron IT'S ONLY ROCK ‘N’ ROLL y YOU GOT ME ROCKIN’, hasta que le llegó el turno a una balada que no hicieron en la noche del martes: ANGIE. En plena oscuridad los encendedores y celulares oficiaron de luciérnagas pendulantes.
No podía faltar RAIN FALL DOWN, canción un tanto funk que se configuró como la característica temática de la jornada.
La asidua práctica de presentar a los miembros del grupo fue ejecutada por Jagger, el aplausómetro esta vez estuvo a favor de Richards, quien a continuación interpretó dos temas con su voz característica; uno de ellos fue THIS PLACE IS EMPTY.
La seguidilla de éxitos marcaron la pauta de que el show estaba en la recta final, el punto más eufórico lo marcó START ME UP, que elevó del suelo a las 70.000 almas que se estimaron esa noche. Las tribunas literalmente se movían al compás de la mejor hinchada del rock mundial.
Finalmente se coronaron con SATISFACTION a las 23:55 Hs., acompañaron este corolario un puñado de pirotecnia que matizó el cielo gris.
Inefable es describir todas las sensaciones que se vivieron en ese megaconcierto, las dos horas exactas que duró la presentación se extinguieron fugazmente, fue una vacuna que nos inmunizó nuestros cuerpos del frío y la lluvia para poder disfrutar de la banda que más generaciones acarreó en la historia del rock mundial.



SETLIST
Estadio de River Plate
23-02-2006

1. Jumpin' Jack Flash
2. It's Only Rock 'n' Roll
3. You Got Me Rockin’
4. Oh No, No You Again
5. She's So Cold
6. Angie
7. Rain Fall Down
8. Bitch
9. Tumbling Dice
10. Gimme Shelter
11. This Place Is Empty – Keith Richards
12. Happy – Keith Richards
13. Miss You
14. Rough Justicie
15. Get Off Of My Cloud
16. Honky Tonk Woman
17. Sympathy For The Devil
18. Star Me Up
19. Brown Sugar
20. You Can’t Always Get What You Want
21. Satisfaction
(*) Publicado en EL DIARIO DEL CENTRO DEL PAÍS, el domingo 26 de febrero de 2006.-
Publicar un comentario