domingo, 1 de enero de 2006

Lavidalabal (Hoja de rock)

CON EL ASILO EN LAS VENAS
Entrevista a Lavidalabal


Haciendo honor al lugar de donde provienen (Oliva), Lavidalabal es un concentrado de locura y rock and roll, que desde hace más de 10 años irrumpe en el escenario del música zonal. Actualmente el quinteto está integrado por Gastón Nigro en guitarra y voz, Juan “Chucho” Buompadre en segunda guitarra, Adrián Issolio en bajo y coros, Alejandro Arguello en batería y la “negra” Marta Rodríguez en coros. Su rock está alimentado con las influencias a fuego de Johnny Winter, Jimi Hendrix y por sobre todo la del señor Pappo Napolitano; influencias, que impregnan los acordes de sus propios temas como marcas indelebles. Comenzaron en 1995 “zapando” sin intención de formar una banda y llenaron los bares de esa ciudad tan árida como ávida de rock. El tiempo pasó y si bien la banda tuvo algunas intermitencias, está arraigada y con la promesa de grabar su primer disco muy pronto. A continuación reproducimos parte de una extensa charla que La Hoja del Rock mantuvo con los músicos del grupo.

- Lavidalabal, ¿hay otro nombre que defina mejor a una banda de Oliva?
- Todos: No.
- Gastón: Acá el contagio con la locura es diario, por el hospital, por toda la gente que trabaja ahí y por todo el contacto que tiene uno con la gente de la ciudad. Cuando nos preguntábamos como se iba a llamar la banda y propusimos Lavidalbal, dijimos que ya estaba. Fue un nombre muy glorioso para nosotros, porque a parte se sabía que algo iba a pasar, como por ejemplo, tocar cuando no existían bandas que tocaran. Cuando nos presentábamos las primeras veces eran un boom y era lo que le hacía falta a la gente. No es la movida que hay de rock and roll de ahora donde tenés miles de bandas; en esa época tocar hacía reventar el bar. Recuerdo que me vino a ver mi primo, que tiene menos onda el pelotudo ese que cualquiera; pasaban esas cosas, era una sensación de vernos a nosotros tocar y ver a la gente que disfrutaba con lo que le hacíamos escuchar.
- Alejandro: Hasta había gente que no podía entrar a vernos, era algo muy loco.
- Gastón: La primera vez que tocábamos, mi hermana llegó tarde y no pudo entrar, nos escuchó de afuera. Para nosotros eso era algo muy fuerte.

- ¿Cómo trabajan ustedes con la composición de las canciones?
- Gastón: Generalmente se tocan, se zapan los temas, las bases que salen mientras tocamos o cuando nos juntamos a ensayar en la casa de nuestro gran amigo “Manguera”.
- Alejandro: Las letras generalmente son situaciones, mambos compartidos que vivimos todos juntos y son cosas en que nos cagamos de risa o a veces no.
- Gastón: Ahora se abrió un poco más el tema de la composición cuando entró Chucho, porque entre guitarristas hay otra onda; con él nos juntamos y podemos armar temas, ya que es bueno que el otro piense diferente también. Antes, tocando solo era medio difícil componer, se me complicaba. La cuestión es largar con los temas, después, los terminamos entre todos.

- Acá en Oliva, ¿cómo ven la movida, la hay, cómo es?
- Chucho: Oliva es mágico, lo que hay acá no hay en ningún lado del país. Cuando tocamos es único, por más que sea para dos mil millones de personas en cualquier lado, cuando tocamos e Oliva estamos tocando en el mejor lugar.

- Supongo que como grupo humano deben recibir y hacerse críticas, ¿cómo las toman?
- Adrián: Ahora que decís crítica, me hacés acordar a “Manguera”, que es nuestro crítico más letal y agudo, que nos dice las cosas como son.
- Gastón: Imaginate, hace 11 años que tocamos en la casa de él, ¿qué crítica puede hacer, qué lo puede sorprender?, nada, absolutamente nada. Algunas cosas, pero es muy difícil. La crítica de la gente, no nos importa mucho, pero más allá que nos hayan cerrado un par de puertas, se abrieron otras mucho mejores, y es como si te dijeran, “acá estás al pedo”. Entonces no hay que estar al pedo en un lugar, es preferible estar en otro lugar probando, viendo, que te acepten o no, pero por lo menos no estar al pedo, que eso es bueno.

- ¿Cuál es la forma para seguir tantos años juntos?
- Alejandro: Principalmente somos amigos y compartimos muchas cosas, hemos vivido cosas malas y buenas; ante todo eso. La idea es que si nos juntamos a tocar, nos hemos juntado a divertirnos, a comer asados, nunca hemos tocado por una cuestión netamente comercial, ni nada por el estilo.
- Gastón: Es la amistad que nos une y las ganas que tenemos de tocar.

- Finalmente, ¿qué es lo que intentan transmitirle a la gente?
- Adrián: Yo creo que es más energía que otra cosa, las letras no son poemas para nada. Esto también hace que todavía estemos tocando juntos.
- Gastón: Lo que se transmite en este momento es mucha música, no sólo la historia de las letras, ni que lo que interpretás de lo que uno dice; hay mucha música y más ahora que somos cinco, que se ha formado otra banda y una nueva propuesta.
(*) Publicado en revista LA HOJA DEL ROCK, 2006.-
Publicar un comentario