domingo, 25 de septiembre de 2005

Emanuel Falconi

PINCELADAS CON TONO REGIONAL
Diálogo con el dibujante y pintor de Oliva Emanuel Falconi




Emanuel Falconi nació en Río Tercero el 8 de Octubre de 1982. El dibujo y la pintura lo apasionaron desde niño, actividades que intercala en sus tiempos libres y que intenta perfeccionar de manera autodidacta. Recientemente recibió el cuarto puesto en un concurso artístico realizado por la EDITORIAL NOVELARTE de Córdoba en el que participaron pintores de todo el mundo y cuyas obras se publicaron en la antología COLORES EN TIEMPOS LITERARIOS. Meses después de las explosiones en la Fábrica Militar de Río Tercero (1995) se radicó con su familia en la ciudad de Oliva, la que dejó momentáneamente en la actualidad para residir en un campo en las cercanías de Capilla Garzón.

Es Domingo y en el firmamento se desplazan raudamente las masas gaseosas. Un sol brillante y vidrioso comienza a levantar la temperatura, pero el aire corre casi imperceptible alojándose en nuestros huesos; más aún en el descampado de la zona rural en Capilla Garzón. Allí nos espera un joven de campera de jeans, ojos saltones y rulos acerados. Momentos posteriores al saludo inicial, nuestros oídos percibieron sus primeras palabras “no me gustan las entrevistas, no es porque me crea importante, sucede que me cuesta comunicarme con la gente; soy un tipo solitario”. Nos invita a un cuarto donde divisamos pinturas en la pared, arriba de una mesa, sobre una cama; pero antes de que articuláramos palabra alguna nuestro interlocutor nos asaltó.

--Mi arte se basa en la creatividad, en lo que no hacen la mayoría de los pintores; quiero decir que no me interesa pintar paisajes, personas o ese tipo de pinturas convencionales. Pinto cosas que se me ocurren, cosas locas que afloran en mis momentos de ocio. No siempre puedo pintar, sólo en mis ratos libres, a la mañana y a veces a la noche. Tampoco produzco todos los días, sólo cuando siento la necesidad de descargar lo que tengo dentro, de esa manera uno puede dar lo mejor que tiene; caso contrario los resultados son consecuentes con esas ganas de pintar. Muchas veces pasan cinco días y no pasa nada, por ahí se da que veo alguna pintura o algo que me dispara una idea y reactiva las ganas de tomar el pincel. No hay un momento específico donde me sienta cómodo para pintar, pero casi siempre a la mañana estoy más inspirado, a veces sueño cosas locas, luego lo pienso un tiempo, hago un borrador y finalmente comienzo el proceso de pintado.

--¿Una vez que te decidís a poner manos a la obra, qué tiempo le dedicás?
--Una hora por día aproximadamente es lo que le dedico a este hobby. Antes terminaba los trabajos en un día, pero no obtenía la calidad mínima que me exigía; ahora demoro días, semanas y hasta meses. Cuando considero que un trabajo está terminado comienzo con otra cosa, aunque muchas veces me dedico a distintos proyectos de manera simultanea. A veces cuando estoy en medio de alguna pintura y tengo una idea en mente dejo descansar lo que estoy haciendo para darle forma a mis nuevas ideas, pero casi nunca llevo un orden cronológico.

--Mirando tus pinturas y percibiendo tu gran capacidad ¿Por qué razón te negás a perfeccionar?
--Admiro a los grandes pintores como Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel, El Bosco; mi objetivo es dirigir mis trabajos hacia algo similar a lo que ellos hicieron. Intento perfeccionarme por cuenta propia sin la ayuda de nadie; quiero que en el día de mañana si mis obras son reconocidas sean el resultado de mi propio esfuerzo y creatividad. Trato de mostrarle a la gente lo que soy, me creo diferente a las demás personas; cualquier pintor pinta la realidad de las cosas, yo intento mostrar lo que brota por mi interior.

--¿Cómo fueron tus inicios?
--Siempre dibujé, por lo menos es lo que recuerdo desde que tengo memoria; si miraran mis carpetas de la escuela secundaria, se encontrarían con más del cincuenta por ciento de dibujos. La verdad es que no se como llegué al secundario, nunca me gustó el estudio, además mi cabeza nunca estaba en el aula. Dibujaba todo el tiempo, mejor dicho, copiaba imágenes que veía en televisión, libros, etc. En la actualidad únicamente me interesan las creaciones propias. Me fascina pintar al óleo sobre tabla, dibujar también me apasiona; pero si tuviera que elegir me quedaría con la pintura.

--¿Cuál es para vos tu primera creación artística?
--Mi primera creación artística es reciente y sucedió hace tres años aproximadamente; todo cambió cuando miré una pintura de El Bosco y me dije: ¿Cómo hace este loco para hacer eso? Es algo similar a las ideas que yo tengo, ¿por qué no me decido a materializarlas? Todo lo que hice lo considero arte, pero creo que hay un antes y después de EL PUEBLO EN MI CUERPO; ya que fue una creación original diferente a las que venía realizando y es la línea que sigo en estos días. A veces dibujo cosas en las que no logro plasmar medianamente mi idea y terminan en el cesto de la basura. Desde que pinto con óleo cada vez me exijo más, esto se traduce en mayor tiempo y menos producción de obras.

--¿Por qué decidiste quedarte en la zona rural y no volver a la ciudad?
--Desde hace un tiempo cambió mi modo de pensar, me empezó a desagradar la ciudad, me gusta estar al aire libre en medio de la naturaleza; aunque no es el Jardín del Edén estoy muy conforme donde estoy. Uno de mis sueños es vivir con mi familia en un lugar con poca gente rodeado de vegetación como en ciertos lugares de Brasil o la selva misionera; espacios muy inspiradores para la creación.

--¿A la hora de pintar necesitás silencio o los factores externos no te molestan?
--Cuando trabajo el apoyo de la música me inspira, Emma Shapplin, Era, Enya, los clásicos, la música instrumental o las bandas de sonido de películas... Si tuviese la oportunidad me dedicaría a tocar el arpa y el piano como actividades complementarias, creo que su realización me llenarían en lo más personal.

--¿Para que dibujás?
--Quiero hacer algo con mi trabajo, ser un gran pintor y utilizar gran parte de mis ganancias para ayudar a los más necesitados; por otro lado me desagrada mucho la deforestación y la contaminación ambiental. Me encantaría ayudar a los demás y al planeta. Siento que las plantas como los animales son parte de mi, son como amigas; me molesta cuando escucho decir “vamos a cortar esta planta porque no me gusta como queda”.

--¿Qué sentiste al enterarte de que eras uno de los finales de uno de los pocos concursos que has participado?
--Me sentí muy contento y más aún cuando mis pinturas salieron en un libro que se distribuye por distintas partes del mundo. En la entrega de premios que se realizó el mes pasado tome conciencia de la gran cantidad de participantes que habían de diversa nacionalidad y con diferentes formaciones, debo reconocer que me sentí muy halagado por ese reconocimiento.

(*) Publicado en EL DIARIO DEL CENTRO DEL PAÍS, el domingo 25 de setiembre de 2005

Publicar un comentario