domingo, 20 de marzo de 2005

Aportes a la cultura televisual

APORTES A LA CULTURA TELEVISUAL
VILLA MARÍA - CÓRDOBA

Los trabajos que el Lic. Lorenzo Toribio ha puesto en circulación, intentan llenar un vacío histórico-cultural sobre diferentes aspectos de la TV villamariense. "41 años de televisión en Villa María" y "Televisión y cultura en Villa María", son los primeros dos volúmenes complementarios, que integrarán una serie de textos donde se analizarán distintas ópticas del amplio mundo televisual.
Se describe aquí, como la imagen en movimiento evolucionó a pasos agigantados que Toribio seccionó en seis períodos, los cuales se acortan a medida que nos acercamos a la actualidad. Dichos cortes reflejan como la TV se ha ido configurando hasta llegar a lo que hoy tenemos, y como la diversidad de factores (políticos, económicos, culturales, etc.) influyeron en esa organización. No hablamos de una mera cronología, sino de un proceso que describe de manera crítica las metamorfosis que ha sufrido la industria televisual local, enmarcados en el panorama nacional e internacional.
No deja de sorprendernos como el autor narra cual si fuera una película de ciencia-ficción, como los grandes monopolios transnacionales se disputan la supremacía del mercado mundial de la imagen. Estos “monstruos” fueron comprando los canales locales, provinciales y nacionales, además de manejar otros servicios tan importantes como la telefonía celular, la TV satelital, Internet, los medios gráficos y en menor medida los radiales. Una de las directivas que los grupos económicos dictan, es que se va a proyectar en la pantalla chica; así, desplazan o condicionan la dimensión local y regional. Pero no todo está perdido, Toribio afirma que existen ciertos intersticios que deberían “(...) ser aprovechado[s] para realizar estrategias estatales de alcance local-regional que involucren actores políticos, económicos e intelectuales.” La pregunta es, si estos actores están capacitados, pueden y desean aunar esfuerzos para el engrandecimiento de la región.
Nadie discute en la actualidad el importante rol que desempeña la TV, pero sabemos también que la realidad/verdad que ésta muestra en recortes no se puede tomar como verdad absoluta. Está en el hombre aprovechar el amplio y creciente abanico de posibilidades que la TV propone, son muchos los aspectos positivos, pero no es descabellado pensar a esta “caja mágica” como arma de doble filo.
Un aporte importante que realiza este docente de la UNVM, es el de informarnos sobre la omisión del reconocido Prof. Luis Buero en su “Historia de la televisión argentina” (1999), sobre la primera transmisión en el interior del país de un Circuito Cerrado de Televisión. El mismo tuvo lugar en Villa María el 21/09/1963 y estaba a cargo de las familias Vartalitis y Cinta.
En relación con la escritura de los textos, hay que decir que presenta claridad y concisión en el desarrollo de los temas, los cuales se exponen con criterio didáctico; abundan las preguntas retóricas y la filosofía atraviesa esas páginas. Cada ejemplar tiene su unidad de sentido propia, pero que al integrarse conforman una unidad mayor que reúne a la multiplicidad.
La originalidad e importancia de este trabajo deriva del hecho de presentar los problemas que se poseen actualmente y que se tendrán en un futuro no muy lejano; como así también presentar una serie de posibles soluciones de diversa índole para recuperar no sólo dinero que se va del país, sino los programas culturales que permitan la integración con el pueblo y la región. En una época donde la cultura está tan deteriorada y caminamos hacia la ignorancia, mucho deben hacer los gobiernos de turno y continuar los que le sigan, para ir recuperando paulatinamente los espacios perdidos en pos del bienestar común y del engrandecimiento cultural de su sociedad.
En uno de los prólogos Toribio se consuela expresando que este trabajo si bien no generará automáticamente el debate “(...) ciertamente, en algo contribuirá.” No sólo “en algo” diríamos, este emprendimiento despunta el ovillo de la problemática propiciando la participación de los diversos actores, con el fin de retomar el diálogo perdido entre cultura y televisión en nuestra comunidad.-


(*) Publicado en EL DIARIO DEL CENTRO DEL PAÍS, el domingo 20 de marzo de 2005.-
Publicar un comentario